2011, el peor año en la recogida de hongos de los últimos 20 años.

Las malas condiciones metereológicas para la aparición de hongos y setas han sido las principales causas.

El año 2011 no será recordado entre los aficionados a las setas y a la micología en particular. Y es que un otoño extremadamente seco y con temperaturas estivales ha propiciado que nuestros montes se hayan encontrado vacíos de hongos y setas en general.

Después de un principio de verano, donde las lluvias de julio propiciaron la aparición de cantarellus cibarius y los primeros boletus edulis, la temporada se fue diluyendo debido a un otoño en el cual se han registrado un 50% menos de lluvia de lo normal, además de unas temperaturas casi veraniegas. Estas condiciones climáticas han favorecido un suelo sin humedad, casi árido, en el cual es muy difícil la proliferación de setas y hongos.

A pesar de la mala campaña en setas como Boletus Edulis, níscalos y otras setas que aparecen en bosques de hoja caducifolia y coníferas, los aficionados a la micología han podido disfrutar de otras especies como el pie azul, pie violeta, seta de cardo y otras especies que aparecen en campas y jaras y que aceptan un menor grado de humedad.

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *