Bonito del Norte y atún claro: diferencias y semejanzas

Conoce las diferencias entre el bonito del Norte y el atún claro y aprender a diferenciarlos.

Cuando acudimos al supermercado, lo primero que nos llama la atención entre ambas especies es su diferencia de precio, más económico en el caso del atún claro y algo más elevado en el caso del bonito del Norte. Pero, ¿cuál es la diferencia principal entre el bonito del Norte y el atún claro? De primeras, el bonito del Norte constituye una gama más alta de producto, sus carnes son de mayor calidad, más sabrosas y de textura más suave. Sin embargo, no debemos desperdiciar ninguna de las dos especies ya que cada una tiene su momento y su lugar dentro de nuestra gastronomía.

Te mostramos las principales diferencias entre bonito del norte y atún claro para que aprendas a reconocerlos y no pagar un precio que no corresponde por cada uno de ellos.

 

Bonito del Norte y atún claro

 

  • Origen: tanto el bonito del Norte como el atún claro son especies que viven en el Atlántico Norte, sin embargo, el bonito migra a la zona del Golfo de Vizcaya durante los meses de verano, lugar donde son capturados a anzuelo para que el túnido no sufra y conseguir piezas de mayor calidad. Esta época del año en la que el bonito del Norte migra al Mar Cantábrico es la que conocemos como temporada de bonito.
  • Aspecto: la principal diferencia entre el bonito del Norte y el atún claro radica en la aleta central, de pequeño tamaño en el caso del atún claro y más grande en el caso del bonito del Norte. Por otro lado, el bonito también posee unas rayas oblicuas de color oscuro a ambos lados de su zona dorsal, rasgo inconfundible de la especie.
  • Propiedades: el bonito del Norte posee un menor porcentaje de grasa, el 6% frente al 10% que posee el atún claro. No obstante, se trata principalmente de grasas insaturadas, sustancias que ayudan a reducir los índices de colesterol. Tanto bonito como atún, destacan por sus niveles de minerales y vitaminas hidrosolubles del grupo B.

Bonito del Norte y atún claro en nuestra gastronomía

Bonito del Norte y atún claro son dos piezas bien apreciadas en nuestra gastronomía. Si os decidís a elaborar recetas con bonito fresco, tenéis que tener en cuenta que sus tiempos de cocción son más cortos que en el caso del atún. Otra de las maneras más habituales de consumir estos productos es en conserva. En este sentido os recomendamos el atún claro en conserva, más económico para vuestro día a día y dejar el bonito del norte en conserva para recetas más especiales.

Recuerda que las partes más valiosas son la ventresca y el cogote, a pesar de que estas piezas puedan contener hasta 10 veces más de grasa, poseen una jugosidad única.

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.