Cochinillo asado para Navidad en dos pasos

cochinillo_asado_segovia

Hay ciudades que nada más nombrarlas se nos hace la boca agua. Santoña y sus anchoas, Guijuelo y su jamón ibérico, Lodosa y sus pimientos del piquillo… Eso es lo que me pasa con Segovia, es escuchar esa palabra y ya empiezo a sentir el olor a cochinillo asado que inunda sus calles. Si alguna vez habéis estado en Segovia, seguro que sabréis de lo que estoy hablando, y si alguna vez habéis tenido la suerte de poder disfrutar de uno de sus cochinillos asados, seguro que El Asador de Segovia os sonará como uno de los restaurantes más representativos de este manjar segoviano. ¿Y si este año preparamos cochinillo asado en Navidad del mismo restaurante El Asador de Segovia? No hace falta tener que desplazarnos hasta Segovia. Ahora podemos comprar el tradicional lechón segoviano que preparan en su restaurante, para cocinarlo en nuestra propia casa. ¡Te explicamos cómo!

De Segovia hasta tu casa

Así es como han denominado a su plato más representativo, el cochinillo viajero.
El cochinillo viaja de Segovia directamente hasta tu casa. En el restaurante de El Asador de Segovia preparan el cochinillo con mucho mimo y con un técnica especial llamada ‘un punto menos’, método por el cual es precocinado en su propio jugo en hornos de leña para que tú únicamente tengas que darle el toque final.

Cochinillo asado, en dos pasos

  1. cochinillo-asado-jose-maria-cuartoPrecalentamos el horno a 180 grados, sacamos al cochinillo de su plástico al vacío y lo colocamos sobre la rejilla del horno con la piel hacia arriba para que el calor proporcionado sea homogéneo. Te recomendamos colocar una bandeja debajo de la rejilla para poder aprovechar todo el jugo desprendido. El tiempo de cocción aproximado será de unos 20 o 30 minutos.
  2. Mientras nuestro cochinillo se está haciendo en el horno, abrimos la bolsa de jugo del cochinillo, añadimos medio vaso de agua, calentamos y rectificamos de sal si fuera necesario. Este es el jugo natural del cochinillo desprendido en el restaurante El Asador de Segovia durante su primera fase de cocción.

¡Tu cochinillo asado listo para comer!

Ahora ya tenemos todo un cochinillo asado tierno por dentro, crujiente por fuera, y con todo el sabor del auténtico cochinillo segoviano. Te recomendamos acompañarlo con su jugo bien caliente preferiblemente en un puchero de barro para que los comensales puedan servirse a su gusto. ¡Que aproveche!

Y para acompañar…

La jugosa y tierna carne del cochinillo, que se sirve protegida por su crujiente y sabrosa piel creemos que merece un acompañamiento a la altura. Desde Calidad Gourmet recomendamos algunos de nuestros mejores caldos para acompañar este exquisito plato. Bien tintos jovenes como Biga Luberri Crianza o algunos más experimentados y clásicos como Viña Arana Reserva 2008 aliñan, sazonan y combinan perfectamente con la apetitosa piel del pollo. Blancos fermentados en barrica como el Txakoli Txomin Etxaniz TX o el Txakoli 42 by Eneko Atxa sorprenden y combinan de forma ideal con este plato. En este caso, los blancos arropan, perfuman y endulzan el cochinillo.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *