Nº7 Cocktail de crujiente de jamón y tomate

Cocktail de crujiente de jamón y tomate

En el Nº7 de “Los 40 principales de la Gastronomía” nos encontramos, ni más ni menos, con el Crujiente de Jamón y Tomate, una de las 40 delicias elegidas por Calidad Gourmet, con todo el amor, el cariño y la mejor intención del mundo, a partir del libro con más de 200 recetas de pintxos titulado:  “La Alta Cocina Vasca en Miniatura, pinchos y picas” y escrito por Peio Garcia Amiano, periodista y gastrónomo.

Este fantástico pintxo se ideó en el número 3 del Paseo Salamanca donostiarra, en el Restaurante Urepel. Allí la riqueza del restaurante radica en la calidad de los ingredientes utilizados, siempre productos frescos de temporada de los pequeños mercados donostiarras que, juntos, aúnan tradición y vanguardia en los fantásticos platos y pintxos de la carta. Sigue nuestros consejos y atrévete tú mismo con el fabuloso Cocktail de crujiente de jamón y tomate:

Ingredientes

tomate

Elaboración

Para la elaboración del tomate asaremos los tomates maduros en el horno a 200º C hasta que suden y la piel se arrugue cogiendo color. Después picamos la cebolleta fresca y la confitamos a fuego lento hasta que quede transparente utilizando aceite de oliva. Lo siguiente será pelar el tomate, quitarle las pepitas y cortarlo en trocitos pequeños similares a la cebolleta picada.

Mezclamos el tomate picado con la cebolleta confitada en el aceite de oliva de la cebolleta y si nos parece excesivo le quitamos un poco. Salpimentamos al punto. Para los palitos crujientes de jamón hacemos rollitos con el jamón ibérico alrededor de los palitos Grissini.

Finalmente, colocamos en el fondo de una copa de cocktail el tomate y los palitos con jamón, decoramos con un poco de escarola y aliñamos con una cucharada de vinagreta.

Entre los diferentes jamones de gran calidad que puedes encontrar en nuestro catálogo para hacer tu Cocktail crujiente de jamón y tomate destacamos nuestras cuatro mejores marcas. Te contamos por qué deberías elegir cada una de ellas, con sus particularidades y su historia, para obtener un magnífico pintxo de Cocktail crujiente de jamón y tomate. Puedes optar por sus sobres de jamón ya loncheado o comprar la pata entera y cortarlo tú mismo para la ocasión:

¿Por qué comprar Joselito?

Porque Joselito lleva más de 100 años dedicándose al mundo del jamón y los embutidos ibéricos en Guijuelo y a lo largo de 6 generaciones solo han perseguido un único sueño: conseguir el Mejor Jamón del Mundo. Joselito más que una marca es una leyenda y está presente en los restaurantes y tiendas gourmet más prestigiosos de 56 países.

Más de 36 meses de curación otorgan al Jamón Joselito cualidades organolépticas únicas. Empezando por un leve proceso de salado que permite la estabilización de las enzimas y la perfecta conservación de las piezas. Por ello, tanto los jamones y paletas como los embutidos Joselito se caracterizan por su baja salinidad.

Durante el invierno, las piezas permanecen en secaderos naturales en los que la sal migra despacio a través de la pieza y provoca la pérdida de agua. En primavera y verano, en los mismos secaderos naturales se produce lo que se conoce como “el sudado del jamón”, en el que la grasa se funde por las altas temperaturas de las estaciones y penetra en las fibras musculares, otorgando mayor sabor y jugosidad a la pieza.

Al llegar el otoño, comienza el envejecimiento de las piezas en bodegas naturales bajo tierra, con temperatura y humedad constantes. Es aquí donde se produce el afinamiento de la pieza, que permanece varios años hasta conseguir la calidad organoléptica perfecta. Finalmente, se realiza una rigurosa selección: “el calado”. El calado es una técnica que sirve para comprobar las características de cada pieza. Lo realiza el Maestro Jamonero introduciendo una fina y pequeña “cala” de hueso en varios puntos de la pieza.

¿Por qué comprar Arturo Sánchez?

Porque los productos de Arturo Sanchez tienen una característica especial desde el origen: el animal disfruta de dos largas montaneras a lo largo de su vida. Es decir, se alimenta por partida doble las bellotas recién caídas de alcornoques y encinas. Arturo Sanchez trabaja únicamente con una reducida lista de ganaderos de confianza que crían sus animales en las dehesas del norte de Sevilla y el sur de Extremadura.

Para los jamones y paletas, en Arturo Sanchez utilizan la sal justa y necesaria, que hace que sus productos tengan un punto de salinidad muy bajo. Al igual que este proceso de salado, el de recorte y embolado siguen siendo 100% manuales, realizados por maestros jamoneros.

Con los embutidos, por su parte, emplean las piezas más nobles del cerdo ibérico y a través de una fórmula secreta, guardada por la familia, logran ese sabor inconfundible que los hace únicos. Al igual que ocurre con los jamones y paletas, el proceso de adobo y atado lo llevan a cabo, de forma completamente manual, los maestros artesanos. Posteriormente, el secado en campana es esencial para conseguir sus características organolépticas. Por eso, preparan cuidadosamente el fuego con madera de encina envejecida que dará ese toque especial y diferente a sus embutidos.

¿Por qué comprar Martín Sánchez?

Porque Martín Sánchez fue creada en el año 1.986, en un momento en el que la evolución de la charcutería exigía cambios: Estaba desapareciendo una generación de charcuteros, los clásicos, los que son “de toda la vida”. Entonces Martín Sánchez se decidió a crear un negocio basado en la honradez, el compromiso y la calidad. Fueron los primeros en preparar productos, deshuesarlos, limpiarlos de rancios y durezas dejándolos listos para cortar. Actualmente, la empresa está compuesta por 40 profesionales, cada uno con una especialidad y un denominador común, conocer el Producto Ibérico y querer el Producto Ibérico.

¿Por qué comprar Tartessos?

Porque Tartessos es una marca con mucha historia y tradición a su espalda. Desde que en 1.890 comienza una apasionante aventura que tenía como única ilusión la elaboración y crianza de jamones ibéricos de muy alta calidad. Con el objetivo de cumplir su sueño, Dionisio Castaño creó Tartessos, El espíritu emprendedor, del que hoy tanto se habla, ya se respiraba en Cumbres Mayores, en aquellos días de 1.900. Es en Cumbres Mayores, aquel pequeño pueblo de la Sierra de Huelva, donde gracias a sus 911 metros de altitud, se produce un peculiar microclima que favorece la conservación de las piezas. Con la sabiduría que la experiencia otorga, y los medios que la madre naturaleza daba, se salaban, secaban y envejecían los jamones durante tres y hasta cuatro largos años.

Allá por 1880 arranca el negocio en Cumbres Mayores, y es en 1890, cuando Dionisio Castaño Fernández (bisabuelo) decide abrir un almacén en Huelva capital y ampliar la comercialización de sus productos de cerdo ibérico e introducir otros. Los hijos de Dionisio también se unen a la tradición familiar. Las incorporaciones generacionales supusieron un gran salto cualitativo en el desarrollo de la empresa. Y es a mediados de los 50 el negocio comenzó a expandirse por Huelva y provincias limítrofes. En 1973 el negocio comienza a vivir una importante transformación con la que se consolidaron y ampliaron producciones y actividades (entre ellas la ganadera).

Hoy en día, Hermanos Castaño Fernández S. A. posee una de las instalaciones más modernas del sector en la provincia. Hermanos y sobrinos continúan la labor desempeñada por sus mayores en la gestión de la empresa familiar, consiguiendo día a día ser pioneros y un referente en su sector.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *