Cómo cocer espárragos frescos

Desde mediados de marzo y hasta finales de junio es bastante común encontrar en nuestros supermercados espárragos frescos. Seguro que en alguna ocasión te han llamado la atención pero no te has atrevido a cogerlos por miedo a no saber cómo cocerlos. El espárrago fresco cocido en casa tiene un sabor un tanto diferente al espárrago en conserva. Sin embargo, solo podemos disfrutar de él durante 3 escasos meses al año. Este año queremos que aprovechéis la temporada del espárrago, por eso os contamos paso a paso cómo cocer espárragos frescos.

 

Espárragos de Navarra

 

¿Qué necesitamos?

  • 12 espárragos blancos frescos
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • Una cucharadita de sal
  • Una cucharada de aceite de oliva

Receta de espárragos cocidos

1. Limpiamos los espárragos: recuerda que los espárragos se cultivan enterrados, por lo que deberás limpiarlos bien antes de cocerlos. Intenta no tocar demasiado las puntas ya que estas son bastante delicadas y podrían romperse.

2. Pelamos los espárragos: te recomendamos que emplees un pelador de patatas ya que si empleas un cuchillo podrías llevarte la mayor parte del espárrago. Pelamos desde debajo de la punta hasta el final del espárrago. A continuación deberás cortar los espárragos a 1 cm más o menos de la base del tallo.

3. Cocemos los espárragos: lo primero que debes tener en cuenta es que, dependiendo del grosor del espárrago, necesitarás más o menos tiempo de cocción (entre 10 y 20 minutos). Una buena manera para mantener los espárragos de forma vertical es utilizar una cesta metálica. Además, esto te facilitará mucho el momento de sacarlos.

En una olla con agua hirviendo con una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de azúcar moreno y una cucharadita de sal, introducimos los espárragos en la cesta metálica sin cubrir las puntas. No debemos introducir las puntas en el agua hasta pasados 5 minutos ya que éstas necesitan menos tiempo de cocción. Para saber si los espárragos están bien cocidos deberás pincharlos con un tenedor. Los espárragos deben estar blandos pero al dente.

Los espárragos La Catedral de Navarra poseen un sabor intenso debido a su proceso de escaldado antes de ser pelados. Esto ayuda a conservar todo el sabor natural del espárrago de Navarra.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *