Cómo hacer un buen caldo, trucos y consejos

Cómo hacer un buen caldo

He de confesar que en este último mes he entrado más veces a los bares para pedir un caldo caliente que para pedir una cerveza. Y es que ¿hay algo más reconfortante que beber un buen caldo para entrar en calor? Hay quienes se llevan al trabajo un termo con café para ir bebiendo a lo largo de la mañana. En nuestra oficina somos más de llenarnos el termo con un buen caldo casero. Si vosotros también queréis apuntaros a la moda del caldo, coged lápiz y papel y tomad nota de nuestros trucos y consejos.

Solo con los mejores ingredientes: vale que el caldo sea una buena manera de dar salida a muchos de los restos que tenemos por la nevera, pero eso no quiere decir que podamos usar verduras que lleven en nuestra casa más tiempo que nosotros o carne en tal estado que ya no sepamos si es pollo o ternera. Los ingredientes para hacer un buen caldo deben ser frescos y estar en perfecto estado.

Más sabor y menos grasa: queremos un caldo que sepa a caldo, no un caldo que sepa a aceite. Para ello, deja enfriar tu sopa y desgrásala. La mayoría de la grasa del caldo proviene de la carne y esta no es una de las más saludables. Para que tu caldo sepa a caldo de verdad, te recomendamos que utilices siempre aceite de oliva virgen extra.

Un caldo consistente: una buena manera de obtener caldos de sabor intenso y con algo de color es utilizar el caldo de huesos asados (ternera, cordero, pollo…). Además, si combinas este caldo con el desprendido por la carne, podrás obtener caldos más consistentes.

Tiempo de cocción: el dicho popular de cuanto más mejor no funciona con las recetas de caldo. Para hacer el caldo perfecto debes respetar los tiempos de cocción de cada ingrediente, unos 30 minutos en el caso de las verduras y de 34 a 40 en el caso de la carne.

Taza de caldoVino y tabasco: al igual que a la hora de maridar la carne, a los caldos claros les va bien un chorrito de vino blanco y a los más oscuros un chorrito de vino tinto. El vino debes incluirlo antes de incorporar el agua y dejar cocer un poco para que pierda el alcohol. Y para dar el toque final… un par de gotitas de tabasco en cada taza de caldo puede aportar un sabor intenso además de ayudarte a entrar mejor en calor.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *