Costillas de cerdo a la miel

Costillas de cerdo a la miel de brezo y mostaza de Dijon.

Costillas de cerdo a la miel

Las recetas de carne al horno son muy prácticas y además tienen un encanto especial, la carne va adhiriendo los sabores de las especias poco a poco mientras se van haciendo en el horno. Además, mientras la carne se va cocinando puedes aprovechar para hacer otras cosas ¡Todo ventajas! Las costillas de cerdo a la miel es una receta perfecta para preparar cuando llegan invitados a casa, especialmente si hay niños. El dulzor aportado por la miel y la ternura de la carne de las costillas hará que tus invitados no puedan dejar de mojar pan en el plato.

¿Qué necesitamos?

  • miel de brezo1 kg de costillas de cerdo
  • 125 grs. de miel de brezo
  • 125 grs. de vino blanco verdejo Rueda
  • Zumo de un limón
  • 3 cucharadas soperas de mostaza de Dijón
  • 1 cucharada sopera de mayonesa
  • Tomillo y romero
  • Pimienta
  • Sésamo
  • Cebollino
  • Aceite de oliva virgen extra

¿Cómo hacer costillas de cerdo a la miel?

  1. Primero preparamos una salsa de miel y mostaza que nos servirá como condimento y como decoración de nuestro plato. Para ello ponemos en un cuenco 2 cucharadas de miel de brezo, 3 cucharadas de mostaza Dijon, 1 cucharada de mayonesa, 1 chorrito de limón, 1 cucharada de aceite de oliva y removemos bien con una varilla hasta que estén todos los ingredientes integrados. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 200 grados y vamos untando ligeramente una fuente apta para horno con aceite de oliva virgen extra. Colocamos las costillas en la fuente, ya bien sea en pieza entera o cortadas de una en una y las pincelamos con aceite de oliva virgen extra.
  3. Salpimentamos nuestras costillas con sal y pimienta y bañamos con el zumo de limón. Espolvoreamos el resto de las especias elegidas: tomillo y romero y dejamos macerar para que se vaya adhiriendo el sabor mientras se va calentando el horno. Justo antes de meter las costillas, introducimos los 125 grs. de vino blanco y horneamos durante una hora.
  4. A mitad de horneado (aproximadamente a la de 30 minutos), sacamos las costillas del horno y las damos la vuelta para que se hagan de forma igual por los dos lados. Cuando haya transcurrido la hora sacamos la bandeja, pincelamos las costillas con miel y volvemos a introducir la bandeja al horno durante 5 minutos. Deberemos repetir esta operación un par de veces para que nuestras costillas de cerdo a la miel estén a punto.

Cómo emplatar

A la hora de emplatar, colocamos las costillas en el centro del plato y alrededor realizamos un círculo con la salsa de miel y mostaza que hemos reservado. Espolvoreamos por encima de las costillas de cerdo un poco de sésamo y colocamos a uno de los lados un poco de germinados.

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *