¿Cuáles son los beneficios de tomar té?

¿Cuáles son los beneficios de tomar té?

En Calidad Gourmet, además de por productos delicatesen y otros manjares que nos ofrecen la tierra y el mar, nos gusta apostar por todo aquello que sea natural y, sobre todo, bueno. Y es que cuando decimos bueno, además de sabroso, nos referimos principalmente a que nos aporte beneficios al organismo. En este caso os queremos presentar un producto cada vez más extendido, pero al que aún no se le ha otorgado el valor que merece. No es otro que el té.

En primer lugar, el origen del té, al contrario de lo que muchos puedan pensar, no se encuentra en los países del suroccidente asiático, sino que aparece por primera vez en China (hubo un tiempo en el que el Made in China fue un distintivo de calidad), como muchas otras cosas apreciadas que hoy en día atribuimos a occidente. En China el té supone una bebida muy apreciada, consumida y arraigada en su cultura, aunque el cultivo de té proviene principalmente, además de China, de India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia, Argentina y Kenia.

Todo esto se debe a que la planta de té se adapta mejor en climas tropicales y subtropicales, además necesita de lluvia aproximadamente 1250 mm por año y varios de los mejores sembradíos de té se encuentran a más de 1500 metros de altura, lo que hace que crezca más lento y las hojas intensifiquen su sabor.

Por otro lado, también debemos distinguir los diferentes tipos de tés del resto de infusiones. Mientras que los tés son bebidas que se preparan a partir de la infusión de hojas secas o molidas de la planta Camelia Sinensis y se diferencian entre si según el tratamiento que se le ha dado a las mismas, el resto se preparan con otras plantas, hojas o frutas, como la manzanilla, por ejemplo, que también es muy beneficiosa. La manzanilla protege la membrana gástrica, por lo que no es casualidad que la utilicemos como digestivo, o cuando tenemos algún problema leve de estómago, e incluso úlceras. También es un potente relajante, por lo que te ayudará a conciliar el sueño.

Hay una clara diferencia a la hora de preparar estas dos bebidas. Los tés deben prepararse con agua caliente, pero sin que esta haya entrado en ebullición, para evitar que las hojas se cocinen y le otorguen un toque amargo, sin embargo, las infusiones pueden prepararse con agua hirviendo y dejándolas hasta diez minutos sin problemas.

Todos sabemos que el té es una bebida utilizada muy habitualmente por la medicina natural de las culturas orientales, entre otras cosas, por sus propiedades terapéuticas. Pero, ¿cuáles son los beneficios del té? En Calidad Gourmet te los contamos:

Té verde, el más conocido

Se elabora a partir de hojas de té no fermentadas. Una vez cosechadas, se han dejado secar y se han sometido a tratamiento de calor. Es un té bajo en teína. Las vitaminas que aporta el té verde son A, C y E, además de ser una bebida rica en importantes minerales. Es el tipo de té que más antioxidantes tiene, por lo que presenta grandes beneficios para la salud humana. Ayuda a perder peso, además, esta variedad puede aumentar la termogénesis y disminuir los depósitos de grasa en el hígado. Con un consumo moderado, ayuda a mantener la buena salud del sistema nervioso.

Té rojo, el quemagrasas

Tiene un sabor característico, terroso y fuerte, y es de color rojo oscuro. Es una variedad que se somete a un largo proceso de posfermentado; su maduración se realiza en bodegas y puede durar varios años. De esta forma se le confiere su sabor y color especiales, y su gran poder “quemagrasas”. También tiene efecto diurético, ayuda a eliminar líquidos y a mejorar la digestión.

Té negro, ¿qué es?

El té negro se caracteriza por prepararse a partir de hojas oxidadas, una vez cosechadas y tratadas. Este proceso de oxidación es lo que cambia el color de las hojas del té, de verde a negro. Es el té con más teína de todos. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, pues estimula el corazón y protege las paredes internas de las arterias. Estimula el sistema nervioso, por su contenido de metilxantinas. Tiene efecto diurético, por lo que ayuda a eliminar la retención de líquidos. Relaja los músculos de los bronquiolos, de modo que mejora la respiración. Y encima, es un remedio natural astringente, por lo que es muy beneficioso en caso de trastornos gastrointestinales.

Té blanco, el mejor

Diversos estudios han demostrado que este té contiene una cantidad mucho mayor de polifenoles que el verde y, por lo tanto, su poder antioxidante también es mucho más potente. Por esta razón, es capaz de prevenir el envejecimiento de los tejidos, mejorar el nivel de colesterol en sangre y reducir, con más eficiencia aún que el verde, el riesgo de padecer cáncer. El té blanco es una bebida muy particular, ya que, en vez con las hojas de la planta, se elabora con los brotes más pequeños y tiernos de la Camelia Sinensis. Esta peculiar característica es lo que aporta al té blanco su color claro.

Té rooibos, el nuevo

El té de Rooibos es una de las infusiones más particulares. Proviene de una planta llamada Aspalathuslinearis, un arbusto pequeño originario de África. De hecho “Roiboos” significa “arbusto rojo”. El té tiene un sabor fuerte y afrutado, sin teína. Del té roiboos se dice que tiene beneficios para el corazón, protege nuestro hígado, alivia problemas respiratorios, cuida de nuestro cerebro, es beneficioso para la piel y alivia la ansiedad y el insomnio.

Vaya, ¡si es la hora del té!

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *