Destilados gourmet frente a alcoholes de segunda

Los peligros de ingerir bebidas alcohólicas de pésima calidad 

En contadas ocasiones hemos escuchado la frase lo barato puede salir caro, no obstante muchas veces con el fin de que nuestras compras sean más económicas recurrimos a productos de calidad inferior, sin pensar en la repercusión que pueden llegar a tener en nuestra salud.

botellasPrueba de ello son las bebidas alcohólicas y los destilados que se consumen en sociedad. Muchas veces adquirimos bebidas alcohólicas de inferior calidad sin pensar en el riesgo que pueden acarrear. La práctica más común de compra de bebidas espirituosas de segunda se da en los supermercados, especialmente con las marcas blancas de ciertos destilados. La venta de estas bebidas es legal, siempre y cuando no se vendan como lo que no son.

Otra tendencia perjudicial para nuestra salud a la hora de elaborar cócteles y combinados es la del garrafón. Los consumidores cada vez denuncian más haber sido victimas del garrafón, no obstante según los datos del laboratorio de Salud Pública de Madrid la realidad es distinta, sólo el uno o dos por ciento de los bares lo cometen. Esta misma fuente sitúa el problema del malestar excesivo de los consumidores de bebidas alcohólicas en la calidad de estas mismas y en la cantidad de alcohol ingerido.

Por ello a la hora de tomarnos una copa es importante que disfrutemos con los mejores destilados de calidad; marcas de confianza con los que nuestros cócteles sean una verdadera delicia.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *