Aceite de oliva, albahaca, sal, nueces, suero, ajo, almidón de maíz, piñones, vinagre, queso parmesano (leche, sal y cuajo), fructosa, acidulante.