Just for Cheese, una salsa para cada queso

Te presentamos las salsas para queso Just For Cheese, una salsa diseñada especialmente para cada tipo de queso.

Just for Cheese, una salsa para cada queso

Los amantes del queso están de suerte con las salsas para queso Just for Cheese. Can Bech presenta sus 5 salsas dulces especialmente diseñadas para acompañar a cada tipo de queso: queso de pasta blanda, de pasta dura, queso azul… todos ellos tienen una salsas específica que les hará realzar todas sus cualidades características.

Salsa dulce de higos negros Can Bech: la salsa de higos Can Bech está elaborada para acompañar a quesos azules, uno de los quesos de sabor más intenso. La densidad de los higos maduros con el punto justo de azúcar para que no empalague pero manteniendo su dulzor original, contrasta con la intensidad de los quesos azules. Del mismo modo, el toque ligeramente tostado de la nuez de macadamia y el contrapunto picante de la pimienta de Jamaica hacen de esta salsa una conserva de fruta ideal para acompañar a quesos como el Roquefort, el Gorzonzola o el Picón-Bejes.

Salsa dulce de manzana caramelizada Can Bech: para los quesos de pasta dura, Can Bech ha creado una salsa que no quede corta para los quesos curados pero que tampoco esconda los aromas tenues del queso joven. Para ello, ha elegido la manzana caramelizada en dados acompañada de unos pistachos tiernos de Turquía y el aroma etéreo de la canela de Sri Lanka. La salsa de manzana caramelizada Can Bech nos recuerda a las manzanas al horno, es ideal para todo tipo de quesos de pasta dura como el queso Idiazabal y el queso Roncal.

Salsa dulce de melocotón con albaricoque Can Bech: salsa especialmente diseñada para acompañar a quesos de pasta blanda y corteza enmohecida. Can Bech ha buscado para este tipo de quesos dos texturas muy parecidas como lo son los melocotones de viña y los albaricoques, frutas que poseen una dulzura no muy exagerada pero sí un intenso sabor. Las bayas de Goji, a parte de romper el color tan anaranjado de esta salsa de melocotón y albaricoque, también le aportará el toque justo de hidratación. Algunos de los quesos que mejor combinan son el Brie o el Camembert.

Salsa dulce de uva negra Can Bech: la salsa de uva negra Can Bech  con almendras posee un sabor fuerte intenso a uva dulce y una textura acuosa en la que destaca su toque crujiente aportado por las almendras laminadas de Mallorca. Can Bech recomienda su mermelada de uva para quesos de pasta blanca y corteza lavada, el sabor dulce de esta confitura romperá con los aromas lácticos tan potentes en este tipo de quesos. Algunos de los quesos que mejor casarían con salsa de uva negra Can Bech son el queso Arzua y el queso tetilla, dos quesos de sabor interior suave pero aroma penetrante.

Salsa dulce de frambuesas Can Bech: la salsa de frambuesas Can Bech es adecuada para combinar con quesos tiernos y aromas lácticos limpios. La suavidad en la textura y sabor de este tipo de quesos busca en la salsa de frambuesas una compañera de sus mismas características que logre acompañar a este tipo de quesos sin esconder sus cualidades. El atractivo color rojo de esta salsa que contraste con la blancura que suelen tener estos quesos, el perfume de los pétalos de rosa y la personalidad de la pimienta de Sichuan añadida en su justa medida, hacen de esta pareja una combinación fina y delicada. Esta salsa es recomendada para quesos tipo feta, mozzarella e incluso el queso de nata de Cantabria.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *