La mejor manera de conservar los alimentos

A la hora de recoger la compra a todos nos asaltan dudas como: ¿dónde se guarda esto, en la nevera o en la despensa? Alimentos como las conservas de anchoas, el queso o los huevos crean ciertas dudas respecto a su ubicación en la cocina. Hoy os explicaremos el lugar de conservación más adecuado para cada alimento ayudando así a alargar su vida, su sabor y frescor.  

verdurasGeneralmente es fácil distinguir qué alimentos debemos guardar en el frigorífico y cuales podemos almacenar a temperatura ambiente.

Los productos frescos como carnes, frutas, verduras, mariscos o pescados deben conservarse dentro de la nevera, a menos de 10 grados. De la misma manera, el almacenamiento de alimentos como la pasta o el arroz es inequívoco.

Sin embargo existen productos que crean dudas. Por ejemplo, ¿Cuál es el mejor lugar para guardar un tarro de mermelada?, ¿Dónde se guarda el queso?, ¿Qué hacemos con las conservas de anchoas en aceite?, ¿Y los huevos?, ¿Y el embutido? ¿Debemos guardarlos en la despensa a temperatura ambiente o es mejor mantenerlo en el frigorífico? Os damos la solución.

belberrySiempre que el envase de la mermelada esté herméticamente bien cerrado puede guardarse en la despensa o en cualquier armario sin ningún problema. Ahora bien, una vez que el envase está abierto debemos introducirlo en la cámara frigorífica.

El queso en cambio se debe conservar en la nevera. Existen muchos tipos de queso, son los más frescos los que tienen una caducidad más corta. Los quesos curados tienen una vida más larga, no obstante el mejor lugar para conservarlos es el frigorífico.

Las conservas de anchoas en aceite deben conservarse en refrigeración. Ocurre lo mismo con los ahumados o el paté. Aunque estos productos estén envasados al vacío deben almacenarse en la nevera.

huevosDependiendo de la estación, los huevos pueden mantenerse tanto en nevera como a temperatura ambiente. En verano o en épocas de altas temperaturas es aconsejable conservar los huevos dentro de la nevera para evitar la salmonelosis. Además, los huevos que se encuentran dentro del frigorífico poseen mayor caducidad.

En cuanto al embutido, los loncheados deben mantenerse en envoltorios cerrados en la nevera. No obstante, las piezas enteras como el jamón ibérico o el salchichón pueden guardarse a temperatura ambiente.

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *