Para Semana Santa…la receta del Hornazo

la receta del hornazo

Un pasito más y ya estamos en Semana Santa. Entre procesiones y dulces, esta época del año nos brinda la oportunidad de regalarnos una escapadita para ir haciendo el cuerpo a esas vacaciones de verano que también están a la vuelta de la esquina. Pero también es una época que, en un territorio como el nuestro, no podía dejar de ofrecernos maravillosas recetas tradicionales heredadas durante generaciones en nuestro país. Hoy, en Calidad Gourmet, para que durante estas semanas os alimentéis con algo más que las torrijas que hace la abuela, hemos querido rescatar esta sabrosa receta muy popular en la zona de Salamanca: la receta del hornazo.

El hornazo salmantino, que no solo es habitual en esta zona, también se acostumbra a comer en Ávila o Zamora -concretamente en el Valle del Tiétar o en las comarcas de Sayago o Aliste- es la merienda típica del Lunes de Aguas, ocho días después de Pascua, que conmemora el fin de la época de recogimiento y abstinencia que es la Semana Santa. Hoy en día, es una excusa para para juntarse con la familia y amigos y acudir todos juntos al campo a pasar un día de ocio en diversión. No obstante, en sus orígenes, que se remontan a la época de Felipe II, el Lunes de Aguas era el fin de la abstinencia carnal para los estudiantes, quienes atravesaban el río Tormes para ir en busca de las mozas que les esperaban al otro lado.

El hornazo es un tipo de empanada rellena con los típicos productos de chacinería como chorizo, salchichón, lomo o carne aunque también puede incluir huevo. Es un plato salado aunque en Cepeda, un pueblo de la comarca Sierra de Francia, en Salamanca también, le otorgan su toque particular cubriéndolo de azúcar lo que lo convierte en un plato más atractivo y lleno de contrastes.

Para la receta…

Si quieres elaborar un delicioso hornazo de Semana Santa para entre seis y ocho personas necesitarás:

Para la masa:

–500 gramos de harina
–200 ml. de agua
–100 ml. de vino blanco (o sucedáneo)
–50 ml. de aceite de oliva
–1 huevo
–25 gramos de manteca de cerdo –25 gramos de levadura fresca
–5 gramos de azúcar (una cuchara de café)
–10 gramos de sal (dos cucharas de café)
–1/8 de cuchara de café de colorante amarillo

Para el relleno:
–300-400 gramos de chorizo
–300-400 gramos de filetes de lomo de cerdo adobado (o panceta)
–3 huevos cocidos

Lo primero que tendremos que hacer será la masa. Para ello, mezclaremos en un bol 300 gramos de harina con agua, vino blanco, levadura, azúcar y el colorante. Luego, habrá que dejar reposar la masa en la nevera durante dos o tres horas. Después, añadiremos el resto de la harina (200 grs), aceite de oliva, manteca de cerdo derretida, un huevo batido y 10 grs de sal. Mezclamos todo y amasamos a mano. Dejamos reposar entre una hora y dos más en la nevera.

Cuando tengamos la masa habrá que partirla en dos y estirar con un rodillo hasta lograr un espesor de 3 mm. Los siguientes pasos son sencillos: ponemos una capa de masa sobre una bandeja de horno (con papel de horno debajo), colocamos el relleno y cerramos con la segunda capa poniendo especial cuidado en los bordes. Se pinta la superficie con huevo batido y se pincha en varios sitios con un tenedor. Finalmente, horneamos en el horno precalentado a 200º durante 30 minutos, con calor arriba y abajo y en el tercio inferior del horno.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *