Las capturas de anchoa del Cantábrico han sido menores de lo previsto

La campaña de la anchoa del Cantábrico finaliza con altibajos debido a las malas condiciones

Las capturas de anchoa del Cantábrico han sido inferiores a las previsiones. Con un total de más de 8.000 toneladas incluyendo los puertos del País Vasco, Cantabria y Asturias, el volumen total apenas alcanza el 50% del total de la cuota anual estimada por la Comunidad Europea en 18.000 toneladas anuales. El precio medio alcanzado en subasta ha sido superior a los 2,25 €, superior a la campaña del 2011 que su precio rondó los 2,05 €.

Según datos del sector, se apunta que las malas condiciones del mar y meteorológicas de la pasada primavera han sido poco beneficiosas. En muchos días los pesqueros no han podido salir a faenar debido por fuertes tormentas y marejadas. Por otro lado, las primeras capturas se realizaron más tarde que el año precedente como consecuencia del frío y las fuertes corrientes que impidieron un rendimiento óptimo de la costera de la anchoa durante el pasado mes de abril en aguas cantábricas. Solo durante parte del mes de mayo las capturas fueron satisfactorias y que fueron disminuyendo debido a la aparición de bancos de atún rojo que desplazaron a la anchoa a otros caladeros.

Durante el mes de junio también se localizaron bancos de anchoa joven, pero los pesqueros decidieron abandonarla debido a la baja cotización y aceptación de la anchoa pequeña en los mercados y por las conserveras a la hora de realizar sus conservas de pescado.

En el lado positivo de la balanza, cabe destacar la notoria recuperación de la biomasa de la anchoa del Cantábrico con una población estimada en el golfo de Vizcaya que supera en un 30% a la de años precedentes y una campaña del bonito del norte que ha comenzado positivamente.

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *