Las mejores conservas vegetales de España

Las mejores conservas vegetales de España

Las mejores conservas vegetales de España: En salazón, al natural o encurtidas, son algunas de las formas más comunes de conservar tanto verduras como frutas de diferentes temporadas. España es uno de los países pioneros en esta técnica de conservación de alimentos y el sector no ha dejado de crecer, posicionando al país entre las mayores potencias a nivel mundial en la industria conservera. La gran calidad de los productos de la tierra junto con la experiencia conservera hacen de estas las mejores conservas vegetales de España.

Algunas de las mejores conservas vegetales de España se producen en Navarra. El paso del río Ebro y una tierra extraordinariamente fértil han convertido a Navarra en la huerta de todo el país. Allí crecen toda clase de verduras y hortalizas, como las alcachofas, los espárragos, los cardos, las espinacas, las borrajas y los pimientos del piquillo cuya fama y calidad son bien conocidas a nivel mundial.

Las mejores conservas vegetales de España:

Pimientos del piquillo

Una de las principales joyas de la huerta Navarra y posee la indicación geográfica protegida de Pimiento del piquillo de Lodosa. Este producto se recoge a mano en la ribera del Ebro, dentro de la región de Navarra. Una vez recolectado, se asa a la llama y se pela manualmente sin utilizar ningún líquido, manteniendo, de esta manera todo el sabor y propiedades organolépticas propias de esta maravillosa hortaliza. Este producto es muy común encontrarlo en conservas, tanto en lata como en tarro y en diferentes tipos de elaboraciones; pimientos confitados, al natural, rellenos o incluso pimientos ecológicos.

Espárragos de Navarra

Se trata de una conserva vegetal elaborada a partir de espárrago blanco, agua, sal y acidulante que hará las delicias de los amantes de esta exquisita hortaliza. Este producto gourmet, podrás encontrarlo en diferentes formatos, pesos y calibres. Recogidos durante los meses de abril a junio, cabría destacar su proceso de elaboración artesanal en el cual el escaldado es realizado antes de ser pelados ayudando de esta manera a conservar todo el sabor y aroma del auténtico espárrago de Navarra.

Yemas de espárragos

Además de las conservas de espárragos enteros, son muy comunes las yemas de espárragos. Esta conserva es un manjar muy apreciado dentro del mundo de la gastronomía, ya que se trata de la parte más jugosa del espárrago. Este producto es perfecto tanto para consumir solo como de acompañamiento. Casa muy bien en ensaladas y con ciertos pescados, como el salmón, con un toque de mayonesa.

Crema de verduras

De espárragos, calabaza, calabacín o incluso un mix de todas, son algunas de las cremas de verduras más conocidas por todos. Hoy en día es posible encontrar este primer plato, listo para consumir y con un sabor y una calidad que nada tienen que envidiar a las cremas caseras.

Casas como la Catedral de Navarra realizan unas espectaculares conservas con productos procedentes de la huerta navarra, seleccionados y conservados de la forma más natural posible para así poder mantener todas las propiedades, sabor y calidad de las verduras y hortalizas navarras.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *