Principales variedades de aceite de oliva

España es el país líder en producción, comercialización y exportación de aceites de oliva, produciéndose alrededor del 50% del aceite de oliva mundial. Existen múltiples variedades de aceite de oliva y no siempre tenemos claro como identificar cada una de ellas.

Una de las maneras más comunes de clasificar este oro líquido es mediante las etiquetas que aparecen en los envases para su comercialización:

  • Aceite de oliva virgen extra: se caracteriza por conservar todas y cada una de sus propiedades, así como sus características sensoriales. Es el aceite de mayor calidad, y para elaborarlo, tras ser recogidas las aceitunas se someten a un proceso de presión en frío. Así, el aceite extraído tiene una menor acidez y un mayor aroma y sabor.
  • Aceite de oliva virgen: Aunque no sea “Extra”, este aceite de oliva virgen sigue siendo un zumo de aceituna sin ningún tipo de aditivo. Su grado de acidez es inferior al 2%.
  • Aceite de oliva: Se trata de un aceite de menor calidad, ya que es una mezcla de aceites refinados y aceites vírgenes, por ello ya no posee la consideración de “aceite virgen”. Su acidez no debe superar el 1%.
  • Aceite de orujo de oliva: Es el aceite de menor calidad. Se extrae del hueso de la aceituna y se mezcla con aceite de orujo por lo que no puede ser considerado aceite de Oliva. Su acidez no debe superar el 1%.

No cabe duda de las numerosas propiedades nutricionales que posee este producto, por ello es uno de los alimentos principales dentro de la dieta mediterránea. Como comentábamos anteriormente, existe una gran variedad de aceites y alrededor de 260 tipos de oliva diferentes. Dentro del aceite de oliva virgen extra podemos destacar cuatro variedades diferentes:

  •  Aceite de oliva ArbequinaAceite de oliva arbequina: La variedad más característica de Cataluña y el alto de Aragón. Esta oliva da un aceite dulce, cuyos aromas sutiles y delicados casan muy bien con pescados o mariscos y con ensaladas. Además, es ideal para los postres que incorporan el aceite en sus recetas debido a que se trata de un aceite muy fluido.

 

  • Aceite de oliva PicualAceite de oliva Picual: Siendo esta la oliva más conocida a nivel mundial, su aceite es muy apreciado por su alta estabilidad. Se trata de un producto de gran personalidad, con mucho cuerpo, pudiéndose apreciar el sabor a hoja de olivo, acompañado de un ligero picor y amargor. Acompaña muy bien a jamones, cecinas y quesos.

 

 

  • Aceite de oliva cornicabraAceite de oliva Cornicabra: Su nombre hace referencia a la forma curvada del fruto que recuerda al cuerno de la cabra. El aroma a hierbas frescas y ligero picor que posee este aceite, es una buena opción para asados de cordero, de cochinillo, o de pavo, ya que potencian su sabor.

 

 

  • Aceite de oliva hojiblancaAceite de oliva Hojiblanca: Esta variedad se usa tanto para la producción de aceite como para su uso como aceituna de mesa. Su sabor y aroma a hierba recién cortada, alcachofa y plantas aromáticas es muy característico y ayuda a potenciar el sabor de los pescados azules como el salmón o el atún. Es una buena elección para platos como el carpaccio de carne.

 

 

Mejor aceite para freír

Mucha gente piensa que el aceite de girasol es el mejor para freír mientras que el aceite de oliva hay que reservarlo para agregar en crudo por ejemplo en aliños o ensaladas. Este mito está bastante extendido en la sociedad pero no es así; en realidad el aceite de oliva es la mejor opción a la hora de freír, ya que los ácidos monoinsaturados de los que está compuesta, resisten mejor las altas temperaturas y durante periodos de tiempo más largos, por lo que el aceite de oliva se estropea mucho menos que el de girasol en igualdad de condiciones.

También hay que tener en cuenta el sabor. A la hora de freír un alimento, el aceite de girasol se adhiere mucho más a los alimentos que el aceite de oliva, por lo que, aunque el aceite de oliva tienen un sabor más intenso, se absorbe mucho menos cantidad de aceite y el alimento conserva su sabor original. Por lo tanto, el mejor aceite para freír, en todos los aspectos, es el aceite de oliva.

Por supuesto hay que seguir unas ciertas pautas a la hora de utilizar este aceite de oliva; es preferible utilizar una variedad suave como por ejemplo la Arbequina o Empeltre. No se debe calentar por encima de los 180º y por supuesto no debe humear. Además, es preferible no reutilizarlo más de dos veces.

 

Mejor aceite para ensaladas

Sin duda el mejor aceite para aliñar una ensalada es el aceite de oliva, y dentro de este, el virgen extra, ya que es la variedad más intensa y con mayor sabor de todos los aceites de oliva. Es evidente que dentro de el aceite de oliva virgen extra existen múltiples tipos, cada uno con sus características específicas, por ello a la hora de aliñar una ensalada tenemos que tener en cuenta múltiples factores.

Para ensaladas con mucha verdura, típicas de verano es recomendable usar un aceite de oliva virgen extra Picual, cuyo sabor fresco y herbáceo combina muy bien con este tipo de ensaladas ya que realza los sabores de los vegetales.

Otro tipo de ensaladas que se han puesto mucho de moda son aquellas que incluyen frutas como el aguacate o la manzana, en las cuales es muy recomendable el aceite de oliva Hojiblanca, que es menos herbáceo que el Picual y tiene ciertos toques de sabor que recuerdan a los frutos secos.

Por último a las ensaladas de frutas y macedonias también se les puede añadir unas gotas de Arbequina, cuyas notas dulces le dan un toque muy especial.

 

Mejor aceite para tostadas

Como se suele decir, el desayuno es la comida más importante del día, por lo que una tostada con aceite de oliva es una de las formas más deliciosas, saludables y nutritivas de empezar el día. Dentro de la dieta mediterránea, el consumo de aceite de oliva es muy común, contiene muchas propiedades que se incrementan si se consume crudo, sobre todo el aceite de oliva virgen extra. Entre estas propiedades la más destacable es su actividad como protector de la salud cardiovascular.

Una de las mejores opciones dentro del aceite de oliva virgen extra sería la Arbequina. Es un aceite bastante ligero, de sabor afrutado con toques de manzana y almendra. Es muy fresca y afrutada, por ello sería una elección perfecta para consumir en el desayuno.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *