Risotto al funghi con jamón, queso Idiazabal y aceite de trufa

Risotto

Elaboramos risotto al funghi con jamón ibérico de bellota, queso Idiazabal y aceite de trufa blanca.

El Risotto es uno de los múltiples métodos para cocinar el arroz originario del Norte de Italia. Consiste en cocinar el arroz de tal manera que el arroz desprenda parte del almidón ligando los granos entre sí y creando una especie de crema. El risotto al funghi, o risotto con hongos, es una de las maneras más sabrosas de cocinar risotto. En esta receta te contamos como hacer risotto con aceite de trufa blanca, otro de los ingredientes estrella italianos, jamón ibérico y queso Idiazabal.

¿Qué necesitamos?

¿Cómo hacer risotto al funghi con jamón, Idiazabal y aceite de trufa?

  1. Para hacer risotto al funghi comenzamos preparando los ajos. Para ello los pelamos, partimos en trozos bien finos y los ponemos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando comiencen a dorarse, añadimos los champiñones y los boletus edulis partidos en láminas, agregamos un poco de sal y dejamos hacer por unos minutos. Reservamos.
  2. Pochamos la cebolla en una cazuela. Para esta receta hemos elegido pocharla con un poco de mantequilla y un chorrito de aceite de trufa blanca. Debes tener cuidado de no pasarte con el aceite de trufa blanca ya que tiene un sabor bastante fuerte.
  3. Añadimos el arroz a la cazuela y removemos durante 2 minutos. A continuación incorporamos el vino blanco y dejamos que se evapore casi por completo. Agregamos los boletus edulis y los champiñones y un par de cazos de caldo de ave bien caliente. Debemos dejar a fuego lento y remover lentamente para que el arroz suelte el almidón y quede cremoso. Cada vez que el arroz se vaya quedando sin líquido, vamos incorporando un cazo de agua hasta llegar a incorporar los 600 ml de caldo de ave que hemos preparado. A los 20 minutos de incorporar el arroz lo probamos para ver si está listo, y si fuese necesario, lo dejamos un poco más.
  4. Una vez que tengamos nuestro arroz preparado, rallamos un poco de queso Idiazabal por encima y colocamos unas lonchas de jamón ibérico. El resultado será un risotto al funghi con jamón ibérico de bellota, queso Idiazabal y aromatizado con aceite de trufa para chuparse los dedos.

 

Publicado en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *