Salsa de pimientos del piquillo con nata

Salsa de pimientos del piquillo con nata

Elabora una exquisita salsa de pimientos del piquillo con nata con la que acompañar a tus recetas de carne o pescado

Para celebrar la temporada de pimientos del piquillo que acaba de comenzar, hoy te mostramos cómo hacer salsa de pimientos del piquillo con nata. Para esta receta hemos elegido pimientos del piquillo rojos en lata LC, pero también puedes probar a elaborarla con pimientos del piquillo verdes. Se trata de un condimento que te recomendamos para acompañar a tus platos de carne o de pescado o a unos pimientos rellenos. Nosotros te recomendamos de forma especial que pruebes a emplear tu salsa de pimientos del piquillo con nata junto a unos crujientes fingers de pollo o unos bocaditos de merluza rebozados.

IngredientesPimientos del Piquillo

Cómo hacer salsa de pimientos del piquillo con nata

  1. Para hacer salsa de pimientos del piquillo, lo primero que debemos hacer es cortar la cebolla bien fina y dejar que se haga a fuego lento en una sartén con aceite de oliva virgen extra.
  2. Cuando la cebolla comience a coger color, añadimos los ajos muy picados y dejamos que se hagan durante un par de minutos.
  3. Es entonces cuando añadimos nuestros pimientos del piquillo y una pequeña parte del líquido que viene con ellos para potenciar su sabor. Dejamos que se cocine durante unos 5 minutos hasta que se evapore el líquido de la conserva que hemos incorporado.
  4. Finalmente, incorporamos la nata, un toque de sal y pimienta y pasamos por la batidora hasta que quede una salsa cremosa y bien homogénea.

Consejo gourmet: para conservar tu salsa de pimientos del piquillo con nata, puedes guardarla en la nevera hasta el momento en el que vayas a consumirla. La salsa de pimientos puedes emplearla tanto en frío como en caliente junto a tus platos.

¿Por qué comprar La Catedral de Navarra?

Porque La Catedral de Navarra es una de las más prestigiosas marcas de conservas vegetales de la huerta de Navarra. Una de las bases sobre las que se sustenta la empresa es que la región navarra les regala la exquisitez del producto mientras que ellos solo la preservan para los paladares más exigentes.

La Catedral de Navarra es la gran apuesta de la familia Sainz, que lleva más de 70 años en el sector de las conservas vegetales gracias a su compromiso con la calidad y a su respeto por los productos naturales. El esfuerzo de investigación de La Catedral de Navarra se dirige a mantener intactos el sabor, la textura y la franqueza de las verduras recién cosechadas. Los frutos son elaborados y conservados nada más llegar del campo, y cada paso del proceso vela por que no se pierda ni una pizca de su autenticidad.

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *