Alcachofas en Conserva


En nuestra tienda gourmet online, podrás comprar alcachofas en conserva de las primeras marcas como La Catedral de Navarra o La Tudelana.

Comprar alcachofas en conserva

La alcachofa es una planta de la familia del cardo originaria de Egipto y el norte de África. Esta hortaliza de sabor dulce y ligeramente amarga podremos disfrutarla como acompañamiento de carnes y pescados indistintamente. Son ideales degustarlas en tempura, guisadas junto a unas almejas a la marinera o acompañadas de jamón ibérico, ajo y/o cebolla. Sus aplicaciones culinarias son múltiples: rellenas (con ingredientes como jamón o salmón ahumado), gratinadas, degustadas en sopas, cremas, pizzas, menestras de verduras, guisos de cordero, pasta, arroces y otras diversas recetas.

A la hora de su elaboración, esta hortaliza es recolectada a mano entre los meses de abril-mayo. Se elige la variedad blanca originaria de Navarra y caracterizada por su redondez y sus hojas cortas. Después de su selección, es escaldada, limpiada y embotada una a una finalizando su proceso de cocción en el autoclave. La alcachofa de Tudela es uno de los productos más populares de la huerta navarra, siendo una conserva vegetal muy sana y deliciosa. En conserva, se presentan en tarro y al natural, en mitades y enteras.

¿Qué hace la alcachofa para adelgazar?

Las alcachofas en conserva son un alimento extraordinario para dietas de adelgazamiento debido a su alto contenido en agua y fibra, además de producirnos cierta sensación de saciedad al ser consumidas. La alcachofa ayuda a la metabolización de las grasas durante la digestión, regenera las células hepáticas y ayuda a reducir el colesterol alto.

Maridaje con alcachofa

Debido a su contenido en cinarina, tiene un difícil maridaje. Esta sustancia provoca que los vinos den una sensación de ser más dulces, en algunos vinos con cuerpo,  puede generarnos cierta sensación metálica. Vinos blancos de Jerez y manzanillas son los vinos que mejor podremos combinar con este producto. Vinos rosados frescos o la cerveza, también hacen un acertado maridaje.

Cómo se come la alcachofa

Además de las innumerables recetas que se pueden preparar con alcachofas, esta verdura también es ideal para consumir cocida y beber el líquido restante, que acumula todas sus propiedades. También es buena idea preparar un zumo de alcachofas con apio, calabacín, diente de león e hinojo. Aunque si no es una de tus verduras favoritas podrás aprovechar al máximo sus propiedades con las cápsulas de hojas de alcachofa, habituales en farmacias y herboristerías.

Propiedades de la alcachofa

La alcachofa es conocida por ser amiga del hígado, digestiva y depurativa. La verdura perfecta para luchar contra el colesterol y los kilos de más. Estas son las propiedades más beneficiosas de la alcachofa:

  • Digestiva: Es rica en fibra por lo que favorece el tránsito intestinal.
  • Depurativa: Es perfecta para evitar la retención de líquidos.
  • Anti-grasas: Favorece la digestión de las grasas y eliminación de toxinas.
  • Buena para el hígado: Regula la formación y salida de bilis.
  • Reduce el colesterol: Gracias a la cinarina (la que da el sabor metalizado si la maridas con vino) evita la síntesis de endógena de colesterol y lípidos.

Alcachofa recetas

En Calidad Gourmet te proponemos tres sencillas pero sabrosas recetas con alcachofas. ¡Prueba todas y dinos cuál es la que más te gusta!

Alcachofas rellenas de foie con queso de untar

Ingredientes:

  • 1 tarro de Alcachofas de Tudela en conserva
  • 1 foie gras micuit Keia
  • 40 cl. de nata liquida
  • 1 terrina de queso de untar
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

1. Para hacer este aperitivo de alcachofa comenzamos preparando la salsa de queso y foie. Para ello, calentamos la nata en una cazuela y cuando ya esté caliente incorporamos el queso para untar. Un queso tipo Philadelphia podría valer para nuestra receta.

2. Troceamos el foie gras micuit y lo añadimos a la cazuela sin dejar de remover con una cuchara de madera. Sazonamos con un poco de sal y pimienta negra y dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera.

3. Una vez que ya tengamos la salsa de queso y foie bien fría y con la densidad adecuada, colocamos un poco por encima de cada alcachofa en conserva. Puedes hacer una base a las alcachofas cortándolas el tallo y así evitarás que se muevan.

4. Espolvoreamos un poco de azúcar por encima de la salsa de foie y queso y le damos un golpe de soplete, lo justo para que se derrita un poco por encima.

Crujientes de alcachofa

Ingredientes:

  • 8 alcachofas en conserva
  • 1 aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

1. Corta los corazones de alcachofa en láminas finas y espolvoréalas con la sal y la pimienta.

2. Caliente aceite de oliva en una sartén de bordes altos e introduce las alcachofas con las hojas hacia arriba de manera que queden completamente sumergidas.

3. Fríelas a fuego lento hasta que comiencen a dorarse por ese lado y retíralas del fuego.

4. Colócalas sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite de oliva y vuelve a introducirlas en la sartén, esta vez en boca abajo.

5. Déjalas freír durante unos 4 minutos y colócalas nuevamente sobre un papel de cocina para que absorba el aceite y ya estarán listas para tomar.
Alcachofas rellenas de anchoas.

Alcachofas rellenas de anchoas

Ingredientes:

  • 1 tarro de corazones de alcachofa
  • 8 filetes de anchoas de Santoña
  • 2 dientes de ajo

Elaboración:

1. Machacamos el ajo y las anchoas con un mortero hasta elaborar una pasta uniforme.

2. Realizamos un pequeño agujero en el centro del corazón de cada alcachofa e introducimos la pasta a base de anchoas y ajo.

3. Introducimos nuestras alcachofas rellenas en el horno a unos 250º unos 8 minutos.

Alcachofas con jamón

Te proponemos una nueva versión de la clásica receta de alcachofas con jamón, en este caso será el Milhojas de alcachofas fritas y láminas de jamón, un pintxo del Restaurante Ramón Roteta.

Milhojas de alcachofas fritas y láminas de jamón

Ingredientes:

Para 4 personas

  • 4 alcachofas hermosas
  • 1/6 de litro de aceite de oliva
  • 4 lonchas de jamón ibérico
  • 1 limón
  • Sal
  • Pimienta blanca

Elaboración:

1. Colocamos en una placa de horno las lonchas de jamón ibérico sobre papel de horno. Lo deshidratamos a 70ºC durante tres horas.

2. Retiramos las hojas duras de las alcachofas, cortamos las esquinas de las hojas y raspamos con una puntilla el tronco. Untamos las alcachofas limpias con el limón y las cortamos en láminas alargadas (6 láminas). Salpimentamos, las pasamos por harina y las freímos por ambos lados. Dejamos escurrir en papel absorbente.

3. Para montar el aperitivo en el plato, colocamos en la base una lámina de alcachofa frita y sobre esta la loncha de jamón. Repetimos esta operación hasta terminar con la alcachofa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies