Bonito en conserva


El bonito en conserva que podrás encontrar en nuestra tienda online, es pescado con caña uno a uno en las aguas del mar Cantábrico y elaborado en fresco en la localidad pesquera de Santoña. La conserva de pescado en general, y por supuesto, la conserva de bonito del norte, es parte integrante de la dieta mediterránea. Muchas son las recetas que podemos encontrar en nuestra gastronomía que saben integrar a la perfección este pescado, dando como resultado verdaderas obras de arte. Además, supone una de las conservas más valoradas debido al sabor y la textura de su sabrosa y tierna carne.  En nuestro establecimiento delicatesen, disponemos de varios formatos de bonito el conserva así como diferentes maneras de elaborar este suculento manjar: al natural, en escabeche, en lata, en tarro de cristal…

Comprar bonito en conserva Online

El bonito del Norte y el atún claro son dos términos que suelen crear mucha confusión. Lo primero que hay que tener en cuenta para diferenciarlos es que estamos hablando de dos especies completamente diferentes, mientras que el bonito del norte pertenece a la especie Thunnus Alalunga, el atún claro es de la variedad Thunnus Albacares. A pesar de esto, a simple vista el aspecto de ambos puede resultarnos bastante similar. Será necesario fijarnos en la aleta central, mucho más alargada en el caso del bonito, para notar su diferencia.  Además, la carne del bonito, es considerada como una gama más alta de producto debido a su mayor jugosidad.

Un bonito en conserva de calidad exquisita solo es posible con una materia prima de calidad excepcional. De esta manera, las piezas disponibles en nuestra tienda online, son siempre capturadas en aguas del mar Cantábrico, mar que propicia la cría del bonito debido a sus características únicas. El procedimiento empleado para su captura goza de una experiencia casi ancestral. Las embarcaciones del Norte salen a la mar en busca de este preciado animal marino. Una vez que han encontrado un barco de bonito, se colocan encima de él y comienzan con su captura a caña uno a uno. De esta manera se consigue realizar una primera selección de las piezas al mismo tiempo que se evita dañar el medio marino. La pesca del bonito del norte se realiza durante los meses de primavera, época en la cual presentan el mejor equilibrio de grasas, algo que lo hace propicio para su conserva.

Una vez que los túnidos llegan a puerto, comienza el proceso de subasta. En este paso la experiencia de los compradores será clave a la hora de conseguir los mejores ejemplares para las conserveras. Cuando las piezas han sido seleccionadas, serán llevadas a fábrica para comenzar con el proceso de elaborado, empacado y sumersión en aceite vegetal por un periodo de unos 6 meses. Este último paso será imprescindible para conseguir potenciar todo su sabor característico.