Espárragos de Navarra


En nuestra tienda gourmet online, podrás comprar espárragos de navarra acogidos a la Indicación geográfica protegida Espárrago de Navarra. Se trata de una conserva vegetal elaborada a partir de espárrago blanco, agua, sal y acidulante que hará las delicias de los amantes de los mismos. Este producto gourmet, podrás encontrarlo en diferentes formatos, pesos y calibres,  así como de las marcas más exquisitas del mercado: La Catedral de Navarra originarios de la localidad navarra de Mendavia o La Tudelana pertenecientes a la localidad ribereña de Tudela. Dentro de sus formatos, podemos encontrar latas de 1 kilo o de 1/2 kilo, con calibres que pasan desde los 5 frutos por lata de kilo (un formato que nos da un espárrago extraordinario) u otros calibres más finos que resultarán  excelentes para disfrutar acompañando otras elaboraciones. Además de espárragos, en nuestra tienda delicatessen también podrás comprar yemas de espárrago.

Espárragos de Navarra, tiernos y sabrosos

Los espárragos blancos de Navarra son seleccionados y pelados a mano para después ser enlatados y sumergidos en una suave salmuera, finalizando el proceso con el cocido en el autoclave.  Se presentan con las puntas cerradas y con ausencia de fibras. Para su disfrute, nada mejor que poder degustarlo solo, de esa manera, podremos diferenciar la categoría y calidad del producto respecto a otros espárragos de diversas procedencias y que no tienen ni el sabor ni la textura del auténtico espárrago de Navarra. Otras posibles y simples combinaciones pueden ser acompañados de una vinagreta con verduritas, así como con una yema de huevo cocido a baja temperatura.

El espárrago blanco no tiene un maridaje muy definido, debido a que al degustarlo provoca que el vino tienda a un sabor más dulce. Para su maridaje, recomendamos vinos blancos afrutados de uvas sauvignon blanc, riesling o albariño. El espárrago de Navarra es un excelente diurético, sobresaliente en dietas de adelgazamiento debido a su alto contenido en agua y fibra. Además de todo ello, es una hortaliza rica en proteínas, vitaminas y minerales. Tampoco debemos olvidarnos de sus efectos afrodisiacos y que allá por la edad media era un alimento prohibido en monasterios y conventos.