Lotes vegetales


Conoce los fabulosos lotes variados de conservas vegetales de La Catedral de Navarra y disfruta de los mejores productos de temporada de la mejor calidad y al mejor precio. Son ideales para regalar a tus seres queridos y sorprenderles. No te lo pienses y prueba los lotes variados de conservas vegetales.

Las verduras empleadas para elaborar los lotes de La Catedral de Navarra tienen su secreto en la abundancia de lluvias que caracteriza al valle navarro del Ebro, así como la rica tierra fértil en la que se cultivan, su recogida en temporada y a mano en su punto óptimo de maduración.

LC lleva más de 70 años en el sector de las conservas vegetales. Los productos de LC son elaborados y conservados nada más llegar del campo y en cada paso del proceso se vela porque no se pierda ni una pizca de su sabor auténtico y natural, además, se someten a un estricto control de calidad, llevados a cabo tanto por la propia empresa como por las denominaciones de origen  de los productos.

La Catedral de Navarra cultiva sus productos muy cerca de sus instalaciones, conoce a los agricultores que las trabaja y lleva un estricto control de los pasos de crecimiento de sus verduras.

Comprar lotes vegetales online

Los lotes variados de conservas vegetales de La Catedral de Navarra incluyen magníficas verduras y hortalizas recogidos a mano, en temporada y en su punto óptimo de maduración. Entre las diferentes verduras que conforman los lotes variados de conservas vegetales están el tomate, la alcachofa -con denominación de origen alcachofa de Tudela-, el espárrago -con denominación de origen Espárrago de Navarra-, el pimiento del piquillo -con denominación de origen pimiento del piquillo de Lodosa- y la habita.

El tomate, además de muy beneficioso para la salud, es objeto de controversia. Principalmente resulta dificil definir si estamos hablando de una fruta, una verdura o una hortaliza. La definición de fruta se refiere a la parte de la planta que contiene las semillas, por tanto, botanicamente hablando, el tomate sería una fruta.

Sin embargo, el debate comienza cuando en 1887 se aprobó una ley que asignaba impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas. Las compañías que importaban tomates argumentaron que estaban exentas del impuesto ya que el tomate es una fruta. Para dar rigor a su argumento, citaron diccionarios y testimonios de biólogos que evidentemente, demostraron que el tomate, al ser producto del ovario de una flor, es una fruta. El gobierno alegó que al servirse en ensalada o como parte de las comidas y no como postre, era una hortaliza.

Además, entre las diferentes propiedades nutricionales del tomate cabe destacar que reduce los riesgos de accidente vascular cerebral y disminuye los efectos del envejecimiento sobre las funciones cerebrales, reduce el colesterol, evita enfermedades cardivasculares y reduce el riesgo de infarto. Por su efecto diurético, el tomate ayuda a expulsar toxinas. Combate infecciones. El consumo del tomate nos ayuda a tener una buena salud fortaleciendo el sistema inmune y favoreciendo la prevención de enfermedades Algunos estudios científicos aseguran que el tomate podría ser efectivo para la prevención de algunos tipos de cáncer como páncreas, estómago, próstata y de tracto digestivo Es un buen regulador del tránsito intestinal. Protege la piel de los rayos ultravioletas y finalmente favorece la rápida cicatrización de heridas.

El espárrago, por su parte, es una hortaliza con un excelente aporte en vitamina B9 o ácido fólico (en especial los espárragos verdes), por lo tanto, el espárrago contribuye a prevenir malformaciones del feto durante el embarazo. Además de aportarnos minerales y vitaminas, los espárragos contienen la tan importante fibra que nos ayuda a ir correctamente al baño, en especial los espárragos verdes o trigueros. Además de para contribuir a prevenir enfermedades cardiovasculares, los antioxidantes son unos compuestos de los espárragos muy importantes para combatir los daños de los radicales libres, causantes de enfermedades y del envejecimiento.

El pimiento es rico en fibra, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre, estimulan la secreción gástrica y las variedades picantes son muy laxantes en aquellas personas que sean propensas a sufrir diarreas, son ricos en antioxidantes y en folatos y finalmente por su riqueza en potasio y baja proporción de sodio, el pimiento presenta acción diurética lo que hace que se facilite la eliminación de líquidos en el organismo.

Las habitas son especialmente beneficiosas para mejorar los casos de anemia, colesterol, hipertensión, dietas de adelgazamiento, y en general para mantener una buena salud. Tienen un índice glucémico bajo, siendo muy recomendables a las personas con diabetes o que quieras cuidar los niveles de azúcar en sangre. Incluso las flores de las habitas se usan de forma medicinal por su acción diurética y depurativa. Su aporte en potasio hace que estas legumbres sean especialmente beneficiosas para las personas con hipertensión, mala circulación sanguínea o que padezcan de retención de líquidos. Con el fósforo que nos aportan las habitas nos ayuda a mantener un cerebro sano, también proporciona una mayor resistencia física, así como una piel, dientes y huesos fuertes.

Y finalmente, la alcachofa es ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar. Reduce los triglicéridos en sangre, por lo cual se hace realmente valiosa para combatir el colesterol: reduce el malo y aumenta el HDL, el considerado como bueno. Nos ayuda a regular el estreñimiento y las diarreas. Alivia la acidez de estómago, eliminando también dolores, distensiones, molestias…Gracias a sus beneficios para reducir el colesterol, las alcachofas son unas aliadas magníficas para mejorar los problemas de arteriosclerosis y la tensión alta. Sus principios para cuidar de nuestro estómago y ayudar a realizar la digestión, permite que la alcachofa sea perfecta para eliminar el flujo de la bilis.