Paleta Ibérica


La paleta ibérica de bellota, al igual que el jamón ibérico y otros derivados del cerdo ibérico, es un gran producto gourmet español. En Calidad Gourmet Online, tienda de jamones online, tendrás la posibilidad de comprar paleta ibérica de bellota de Guijuelo, elaborada por Jamones Joselito y Jamones Arturo Sánchez, o de Jabugo ofrecida por Jamones Tartessos. Calidad Gourmet únicamente ofrece piezas procedentes de cerdos alimentados con bellota en régimen de montanera.

Comprar Paleta Ibérica Online

La paleta ibérica o paletilla ibérica es obtenida de las patas delanteras del cerdo a diferencia del jamón ibérico que es extraído de las traseras. El proceso de elaboración de la paleta es el mismo que el del jamón ibérico. No obstante, los matices existentes entre ambas piezas son algo diferentes: las paletas ibéricas de bellota suelen ser más aromáticas y poseen un sabor algo más dulce. Para la conservación de este producto te recomendamos que tapes su corte bien sea con un trozo de su propia grasa obtenida al comenzar a cortarlo o bien cubriendo el corte con un film transparente.

El jamón suele tener un peso aproximado de entre 6,5kg y 8,5kg, la proporción entre hueso y grasa suele ser del 50% y las lonchas son más anchas y grandes. Asimismo, el peso de la paleta oscila entre los 4 y 5,5kg, tienen una proporción superior de grasa frente a hueso, en torno a un 60% y las lonchas son más finas. Además, la longitud de la pata también varía en función de la pieza: los jamones alcanzan entre 70 y 90cm y la paletilla mide entre 60 y 75cm. Finalmente, el tiempo de curación también es diferente ya que el jamón necesita entre 15 y 36 meses de curación y la paleta sólo necesita de 12 a 24 meses.

Por su parte, dependiendo de la alimentación del animal, la paleta puede diferenciarse entre las categorías de cebo, recebo y bellota, siendo esta última la de mayor calidad.

Para sorprender a cualquiera que quiera sentarse a tu mesa, nada mejor que adornarla con una espectacular pieza ibérica esta y acompañarla con las diferentes sugerencias de vinos que les proponemos. Vinos generosos como el fino o la manzanilla, muy típicos de Andalucía, son una perfecta combinación para el cerdo ibérico. Si, por el contrario, prefieres un buen tinto, no dejéis de probar tintos crianzas de uva tempranillo como Hacienda López de Haro y Biga de Luberri, vinos afinados y con estructura pero sin tapar el exquisito sabor del jamón. Y aunque parezca mentira, los cavas también son buenos acompañantes para un buen jamón ya que los cavas más secos realzan el sabor de la paletilla y el jamón.