Envíos gratis a partir de 85€ peninsula (95 Baleares) | Ante cualquier duda; consúltanos: +34 946 852 078 | Compra 100% segura

Paleta Ibérica de Bellota


En Calidad Gourmet, tu tienda de alimentación online, además de diferentes embutidos ibéricos y artesanos obtenidos de las mejores partes del cerdo ibérico y elaborados artesanalmente, también podrás comprar paleta ibérica de bellota proveniente de cerdos ibéricos alimentados con bellota en régimen de montanera en dehesas de encinas y alcornoques.

Comprar paleta ibérica

En la sección Jamón | Embutidos | Quesos de Calidad Gourmet, tu tienda de alimentación online, podrás encontrar una gran variedad de una de las mejores partes del cerdo, la paleta, es decir, las patas delanteras del cerdo.

¿Qué es paleta de bellota?

Paleta de bellota se refiere a las patas delanteras de cerdos ibéricos alimentados con bellotas en su fase final de engorde y posteriormente curadas para su consumo. Estas suelen pesar de 4 a 6 kg. Para diferenciar una paleta ibérica de bellota hay que atender a los siguientes criterios:

1. Pezuña: esta debe ser fina y de caña larga. Esto se debe a que el cerdo ibérico de pura raza posee un esqueleto algo más estilizado que el resto.

2. Textura de la grasa: para comprobar que nos encontramos ante una paleta ibérica de bellota, su grasa debe ser suave al tacto y nuestros dedos deben deslizarse fácilmente sobre ella. Además, al presionar ligeramente deberemos notar como nuestros dedos se hunden suavemente. La grasa de la piaza es lo que nos permite distinguir la alimentación que ha llevado el cerdo, si el animal ha sido criado en dehesas al aire libre a base de bellotas y hierva, sus características serán las comentadas.

3. Color de la grasa: esta deberá ser de color amarillo oscuro o amarillo oro. El color de la grasa es lo que determina la calidad y el tiempo de curación, si esta es de un color demasiado blanquecino, querrá decir que su tiempo de curación no ha sido el adecuado o que por el contrario, no nos encontramos ante un jamón ibérico de bellota.

4. Peso: puede sufrir ciertas variaciones dependiendo de la longitud del esqueleto del animal y de su capacidad de engorde, pero por norma general, el peso de una buena paleta ibérica de bellota suele rondar entre los 4 y 6 kg.

5. Precio: aspecto clave para diferenciar una paleta ibérica de calidad. Los procesos artesanales que guían la elaboración de una buena paleta ibérica de bellota son lentos y laboriosos. Este proceso de elaboración sin ningún tipo de artificios es lo que hace que una buena paleta ibérica de bellota no pueda ofrecerse a precios excesivamente baratos.

¿Qué es mejor el jamón o la paleta?

Tradicionalmente se ha considerado el jamón la parte más noble del cerdo, con un mayor contraste de sabores que la paletilla, que al ser más curada, tarda menos tiempo en curarse. Sin embargo, la paleta es más sabrosa por su mayor contenido en grasa. La paleta suelen ser más aromáticas y más dulces. No se puede determinar cuál de las dos carnes es mejor si jamón y paletilla son de la misma calidad. Sin embargo, el rendimiento del jamón es mejor, ya que, la paleta tiene un hueso más grande y mayor contenido en grasa.

¿Qué ingredientes tiene la paleta?

La paleta suele tener como ingredientes: paleta de cerdo, sal marina, antioxidantes, corrector de acidez y conservadores.

¿Qué es más sano el jamón o la paleta?

No se puede determinar si una carne es mejor que la otra siempre y cuando el jamón y paletilla tengan la misma calidad. Sin embargo, la paletilla es más sabrosa puesto que también cuenta con más grasa que el jamón, elemento a tener en cuenta. Es decir, la pieza de jamón tiene menos grasa que la de paleta. La paletilla, al ser más pequeña, tarda menos en curarse con lo que cuenta que menos contrastes de sabor que el jamón.

Diferencias entre paleta ibérica de bellota y de cebo

Las diferencias tanto en paleta como en jamón sobre su alimentación se reflejan en sus denominaciones: ibérico de bellota e ibérico de cebo. Una paleta ibérica de bellota proviene de cerdos alimentados exclusivamente con bellotas en la fase final de engorde. Una paleta de cebo proviene de cerdos alimentados con cereales y piensos comerciales, sin posibilidad de salir al campo.

Dentro del cebo se diferencian: cebo de campo, recebo y cebo a secas. Cebo de campo se refiere a cerdos alimentados con piensos y pastos naturales, puesto que tienen acceso al campo. Cebo a secas es el mencionado anteriormente, cereales y piensos comerciales. Recebo es una calidad desaparecida por la confusión que creaba en el mercado al no estar concretamente definida, pues podía haber unos pocos cerdos próximos a la calidad de bellota y una gran mayoría muy próximos a la calidad de cebo

A la hora de comprar, para poder diferenciar entre una paleta ibérica de bellota y una ibérica de cebo, deberemos fijarnos en ciertas cosas: por un lado, las patas de bellota suelen ser algo más alargadas ya que el cerdo ibérico posee un esqueleto más fino. Por otro lado, las pezuñas de bellota suelen estar más desgastadas debido al ejercicio físico y los largos paseos por la dehesa.

Conservar paleta ibérica

Para la conservación de este producto te recomendamos que tapes su corte bien sea con un trozo de su propia grasa obtenida al comenzar a cortarlo o bien cubriendo el corte con un film transparente.

Mejor paleta ibérica del mundo

Si hablamos del mejor jamón ibérico del mundo nos estamos refiriendo a un jamón Joselito. Y eso lo sabe cualquier amante del buen jamón ibérico. Joselito es el mejor jamón del mundo y no lo decimos nosotros. Y con ello, sus paletas y sus embutidos.

“El jamón es una cultura, el jamón es bueno, pero el de Joselito es bello”, dice Dominique Renard, consejero delegado de Château Petrus. Ferran Adrià, al igual que otros cocineros internacionales, lo consideran una fuente de inspiración constante. Para el crítico de vinos Robert Parker, “es el tesoro culinario más grande de España y uno de los productos naturales más finos del mundo”.

Cada uno de sus cerdos, unos 45.000, dispone de tres hectáreas de dehesa arbolada en el Suroeste peninsular, para campar a sus anchas. Este hábitat natural, compuesto de encinas y alcornoques, favorece el proceso denominado la montanera, que coincide con la etapa final de la vida del cerdo y que facilita su engorde de manera natural con abundantes bellotas.

Su principal fijación es la calidad y el cuidado de los detalles. “Y la grasa, el jamón tiene que tener buena grasa, ahí es donde se distingue un jamón de Joselito”, dice Gómez, durante una minuciosa visita a la fábrica, que cuenta con más de mil ventanas que favorece la ventilación.

El proceso de salado es minucioso: se realiza con sal marina que penetra lentamente en las piezas y solo durante nueve días para el jamón sea bajo en sal. La maduración, estos jamones tienen un mínimo de tres años de curación, se hace de forma natural a través del tiempo, que es el que genera los aramos. El lento envejecimiento hace que cada jamón sea una pieza única.

También es una empresa comprometida con el medio ambiente –cuenta con el Certificado FSC de Gestión Forestal– se refleja en que cada año plantan 80.000 encinas y alcornoques.

Y promueven la investigación: José Gómez ha creado un laboratorio, que no se puede fotografiar, para controlar la higiene en todo el proceso de loncheado y envasado. Además, promueve programas de innovación en universidades para estudiar los beneficios, que son muchos, del jamón en la salud.

Receta con paletilla de cerdo

Para disfrutar al máximo del sabor que ofrece la paletilla desde Calidad Gourmet, tu tienda de alimentación online, te recomendamos una sencilla receta que dejará a los comensales de tu mesa boquiabiertos. Para ello necesitarás:

  • una paletilla de cerdo
  • un litro de vino dorado o rancio
  • aceite de oliva virgen extra
  • 8 dientes de ajo, perejil, sal
  • dos cucharadas de tomillo
  • dos de romero
  • dos de orégano
  • piñones
  • agua
  • pimienta molida

Para elaborar la receta solo habrá que maridar el día anterior la paletilla con los ajos pelados y troceados, las hierbas, sal, pimienta, un vaso de agua de aceite de oliva, el vino y 4 vasos de agua.

Al día siguiente añadiremos el adobo y hornearemos a 200 gramos durante tres horas, dandole vueltas de vez en cuando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies