Queso Azul


Nuestra tienda de quesos online ofrece quesos azules de distintas denominaciones de origen de España, Francia e Italia. En Calidad Gourmet Online tendrás la ocasión de comprar queso Picón Bejes-Tresviso elaborado en Cantabria en el parque nacional de Los Picos de Europa. Del mismo modo, podrás comprar quesos azules internacionales, como queso azul francés de la denominación de origen Roquefort y queso azul italiano de la denominación de origen queso Gorgonzola.

Compra online queso azul

Las diferentes denominaciones de origen que tenemos en el continente europeo en cuanto a queso azul han ido surgiendo a lo largo de la historia. Así pues, se dice que el famoso queso Gorgonzola, propio de la localidad italiana de Brescia, fue creado en torno al siglo 879 d.C. aunque también se dice que en realidad no contiene venas azules hasta alrededor del siglo XI.

¿Cómo surge el queso azul?

Cuenta la leyenda que fue un queso descubierto por casualidad. Hay quien dice que un campesino debió olvidar su pedazo de requesón de leche de cabra en una cueva. Pasada una semana volvió y lo encontró con un intenso color azul y un aspecto y una textura diferentes. Preso del hambre decidió probarlo y su sorpresa llegó al encontrarse un agradable sabor en su paladar. Pero es solo una leyenda.

¿Cuál es el sabor del queso azul?

El sabor característico de los quesos azules tiende a ser fuerte y salado. El olor de este alimento se debe tanto al molde como a la propensión de este a cobijar bacterias: por ejemplo, la bacteria Brevibacterium linens es responsable del olor de muchos quesos azules, así como olor de los pies y otros olores corporales humanos. Son quesos de olor penetrante, mantecosos al paladar y con un regusto picante más o menos intenso, dependiendo de los tipos de leche y del tiempo de maduración. La producción de quesos azules requiere un alto grado de humedad para favorecer la aparición del hongo “penicillium”.

¿Qué es lo verde del queso azul?

Como comentábamos anteriormente, la parte verde o azul que otorga su nombre al famosísimo queso azul es el hongo «penicillium». Este término nombra a más de 300 especies de hongos, la mayoría muy beneficiosas para el ser humano. También es el hongo productor de penicilina más conocido.

¿Qué diferencia hay entre el queso azul y el Roquefort?

El queso azul es una variedad genérica de quesos, y puede estar hecho con leche de vaca, leche de oveja, leche de cabra o con una mezcla entre alguna de ellas. En el caso del Roquefort, se trata de un queso de leche de oveja exclusivamente. Para ser más concretos, con leche cuajada de oveja de raza Lacaune, que es la autóctona y la más propicia para su producción.

¿Qué propiedades tiene el queso azul?

Alto contenido en calcio: Como buen queso contiene altas cantidades de calcio necesario para mantener unos huesos fuertes, ya que los lácteos además contienen en su mayoría unas buenas cantidades de vitamina D, que es la encargada de hacer que el organismo asimile mucho mejor el calcio.

Sodio y Cinc: Su alto contenido en minerales es algo que también lo diferencia del resto de quesos, y es que contiene unos niveles que no debemos pasar por alto tanto de sodio como de cinc. Ambos minerales son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, y son los que hacen del queso azul un alimento muy útil a la hora de mantener una alimentación equilibrada.

Aporte vitamínico: El aporte vitamínico de este queso no es demasiado elevado, aunque sí que debemos destacar la presencia de una vitamina, la B5, que se encuentra en altas cantidades y que tan beneficiosa es para el organismo, sobre todo a la hora de combatir el estrés y las migrañas, ya que esta vitamina lo que hace es mantener nuestro organismo relajado y en correcto funcionamiento. Pero su función no solo se queda ahí, sino que esta vitamina nos ayuda a reducir los niveles de colesterol.

¿Dónde se cura el queso azul?

El queso azul se cura en lugares con temperatura y humedad controladas como cuevas o cavernas.

¿Cómo se hace el queso azul?

Estos quesos se elaboran como un queso de pasta blanda comenzando con una acidificación por medio de bacterias ácido lácticas y luego un cuajado. Durante el proceso de elaboración intervienen mohos del tipo Penicilium que le van a conferir al queso una textura y un sabor característicos.

Estos mohos no pueden desarrollarse en concentraciones altas de dióxido de carbono por ello se deben de agujerar para permitir que este salga y penetre el aire, favoreciendo así la invasión de los microrganismos hacia el interior.

Al principio la corteza tiene los mismos microrganismos que el interior, pero poco a poco se va colonizando con otras especies que producen el ablandamiento de la capa interior de la corteza que en los quesos con mohos exteriores e interiores se considera un símbolo de calidad.

¿Cómo saber si el queso azul está malo?

Si encuentras una especie de manchas de moho gris o negro, o manchas brillantes de color rosa o amarillo, son claros indicios de que tu queso azul debería estar en la basura. Además, si el queso se pone viscoso o su textura se ha endurecido, el que ya está seco, también es probable que se haya echado a perder.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies