ES | EN | FR
(+34) 946 85 20 78 | info@calidadgourmet.com |

Ventresca


La ventresca es la parte más apreciada del atún, situada en la parte abdominal del atún. En nuestra tienda gourmet online, Calidad Gourmet, podrás comprar ventresca de atún, ventresca de bonito del norte y ventresca de atún rojo. Todas nuestras ventrescas provienen de atunes pescados sosteniblemente en el mar Cantábrico, su pesca se realiza artesanalmente y son capturados uno a uno. La ventresca de atún es la parte más tierna y sabrosa del atún siendo un bocado delicado y suculento.

Compra ventresca online

La ventresca es la parte más apreciada del atún, situada en la parte abdominal del atún. En nuestra tienda gourmet online, Calidad Gourmet, podrás comprar ventresca de atún, ventresca de bonito del norte y ventresca de atún rojo. Todas nuestras ventrescas provienen de atunes pescados sosteniblemente en el mar Cantábrico, su pesca se realiza artesanalmente y son capturados uno a uno. La ventresca de atún es la parte más tierna y sabrosa del atún siendo un bocado delicado y suculento y recibe el nombre de ventresca por la cercanía de esta con respecto al vientre del pescado.

Las características peculiares de la ventresca que le dan su reputación de exquisitez, son: su proporción de grasa, que le aporta un sabor mucho más intenso, fino y delicado que el resto del pescado, su carne de textura gelatinosa, y su laminado, idóneo para preparar aperitivos, conservas y para cocinar en el horno.

La ventresca fresca es una pieza con un precio de mercado superior al resto del bonito o el atún, tanto por su exquisito sabor, como por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico y por su aporte de ácidos grasos poliinsaturados, idóneos para reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Además la ventresca contiene fósforo, tiamina, niacina, vitamina B6, vitamina B12 y vitamina D. Una delicia más que nos ofrece el mar.

Aún de mayor calidad es la ventresca obtenida del bonito del norte o atún blanco, siendo el más valorado de su especie por el intenso sabor y la suave textura de la carne blanca. Dado que se trata de un producto de gran calidad, una forma sencilla de consumo es simplemente con un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra. También nos da muchas posibilidades a la hora de elaborar exquisitas ensaladas, aperitivos con piperrada, con tomate pochado con cebolla, con pisto, con pimiento del piquillo.

Ante la untuosidad de la ventresca, cabe pensar que un tinto joven, como Hacienda López de Haro, podría acompañarle a la perfección. Sin olvidar, por supuesto, que un blanco de crianza, con toda su complejidad, puede ser también el caldo que armonice sin problemas con este manjar.