Vino Txakoli


El vino txakoli es un vino fresco, agradable al paladar, ligeramente ácido. En Calidad Gourmet puedes comprar txakoli online elaborado con las dos variedades blancas Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Zerratia. Descubre las mejores bodegas de txakoli: Gorka Izagirre, Txomin Etxaniz o Aguirrebeko.

Comprar txakoli online

Según el diccionario de la lengua española, el Chacolí o “txakoli” en euskera, es un vino blanco, ligero y algo agrio generalmente elaborado en País Vasco, Cantabria y Chile. Las uvas con las que se elabora este rico vino son aquellas con cierto grado de acidez, lo que las diferencia del resto de uvas y, por tanto, añade valor a la esencia del Txakoli.

Las principales variedades de este tipo de uva son Hondarribi zuri y Hondarribi zerratia, dos tipos menos comunes y extendidos ya que son propias de la costa vasca, de las localidades costeras vascas de Guetaria, Zarauz y Aya, pertenecientes a la Denominación de Origen Getariako Txakolina.

¿Qué es el txakoli?

El resultado es una bebida carbónica y de menor graduación alcohólica que el resto de vinos blancos. Con un sabor ligeramente más ácido, el txakoli se clasifica como un vino joven con aromas afrutados, los cuales son adquiridos a partir de las brisas que peinan las viñas en la cornisa cantábrica. Su olor denota intensos aromas a cítricos, hierbas y flores lo que hace que sea un vino fácil de beber, pero tiene que servirse bien fresco.

Se estima que las primeras menciones a esta bebida se remontan al siglo XVI por el año 1520. Al principio, el txakoli era una bebida que se consumía principalmente en los caseríos vascos, ya que estaba considerado como un vino malo, de baja calidad y fermentado en barriles viejos.

Antaño, la caza de ballenas era un oficio típico de la cultura vasca. Tradicionalmente, los balleneros vascos surcaban as gélidas aguas del cantábrico norte en busca de ballenas con el principal objetivo de extraer el aceite de la grasa del animal para así poder iluminar las lámparas de la época. Asimismo, también se comercializaba con el resto de la grasa para hacer maquillaje; las barbas uno de los pocos materiales flexibles de entonces; la carne del animal, que se vendía obre todo en Francia y los huesos que servían como sujeción de los viñedos entre otras muchas funciones.

La travesía duraba muchos meses, es por ello que los balleneros no podían llevar agua embotellada ya que se estropeaba. En sustitución al agua, los balleneros cargaban sus navíos con barriles llenos de sidra y txakoli.

Con el paso del tiempo y a medida que el consumo aumentaba, las técnicas de producción del txakoli se fueron perfeccionando consiguiendo así aumentar el consumo entre el resto de la población. Pronto, el comercio del txakoli se extendió por el resto de la zona del País Vasco, produciéndose también en Álava, Vizcaya y Cantabria.

En el año 2010, el Gobierno Vasco quiso proteger el txakoli bajo la única Denominación de Origen del País Vasco. Aunque no se consiguió dicha solicitud, hoy en día existen tres tipo de Denominaciones de Origen, una por cada provincia vasca: Arabako Txakolina, Bizkaiko Txakolina y Getariako Txakolina.

Hoy en día, el Txakoli es considerado un vino de muy buena calidad y con un sabor agradable para el paladar.

¿Cuántos tipos de txakoli hay?

Según la Denominación de Origen «Bizkaiko Txakolina» existen cuatro tipos de txakoli:

Txakoli blanco: Representa más de un 95% de la producción total. Elaborado principalmente con las dos variedades blancas recomendadas, Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Zerratia.

Txakoli blanco fermentado en barrica: Las producciones de determinados viñedos, ubicados en parcelas con buenas exposiciones, permiten su fermentación en barricas de madera de roble.

Txakoli rosado: Contiene, al menos, un 50% de la variedad Hondarribi Beltza.

Txakoli tinto: Elaborado exclusivamente con la variedad Hondarribi Beltza.

¿Cómo se hace el txakoli?

En la bodega Gorka Izagirre tras la recogida de la uva la despalilladora elimina el raspón (parte leñosa del racimo) y deja sólo pasar los granos de uva al depósito de maceración. Después, los granos de uva caen por gravedad al depósito de maceración sin ningún tipo de fuerza externa donde se mantienen durante varias horas macerando en frío a unos 10ºC, para extraer el mosto que contiene todos los aromas y sabores característicos de las variedades. Y de ahí a las prensas neumáticas.

El siguiente paso será el desfangado donde el mosto flor se pasa a otro depósito para realizar una decantación natural del mosto. En esta etapa se produce la separación del mosto fermentable y de los sólidos más gruesos del mosto que caen al fondo del depósito por gravedad. Después la fermentación, donde el azúcar se convierte en alcohol manteniendo el mosto a una temperatura controlada de 15-16ºC durante unas 3 semanas. Se da una cocción lenta en la que el mosto se convierte en vino.

Llega la crianza sobre lías: esta etapa de elaboración es clave para obtener un vino de mayor estructura y calidad sensorial. De forma que el vino va enriqueciéndose al mantenerlo en el depósito en contacto con las lías durante varios meses. Finalmente, el último paso será el embotellado y etiquetado.

¿Qué comer con txakoli?

Como todos los vinos blancos, el txakoli marida a la perfección con todo tipo de pescados y mariscos así como con carnes blancas. A parte de estas elaboraciones y para seguir con productos del Norte, una combinación excelente también es combinar txakoli con queso Idiazabal o txakoli con anchoas. Aparte de sus respectivos maridajes, el txakoli es una bebida que puede emplearse para la elaboración de diferentes recetas, nosotros te recomendamos unas cuantas, ¡echa un vistazo!:

Anchoas al Txakoli

Ingredientes:

• 2 docenas de anchoas
• 1 cebolla roja
• 1 cebolla blanca
• Un poco de pimentón
• 3 dientes de ajo
• 1 vaso de txakoli de Getaria
Sal
• Aceite de oliva virgen extra 
• Perejil picado

Elaboración:

1. Limpiamos las anchoas quitándoles la cabeza y las tripas, las secamos con un paño y las sazonamos con sal. Reservamos.
2. Cortamos la cebolla en juliana y la doramos en la sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla ya haya adquirido un cierto tono dorado, añadimos los dientes de ajo cortados en láminas y dejamos que estos también se doren.
3. Incorporamos las anchoas limpias, un vaso de txakoli de Getaria, un poco de pimentón, el perejil picado y las dejamos a fuego medio-fuerte durante unos tres minutos.
4. Cuando vayamos a emplatar nuestra receta, te recomendamos que eches por encima otro chorrito de aceite de oliva virgen.

Jarretes de cordero al txakoli

Ingredientes:

  • 2 jarretes de cordero
  • Media cebolla
  • Una zanahoria
  • 3 dientes de ajo
  • Tomate triturado
  • 1 vaso de txakoli Gorka Izagirre
  • 1 vaso de agua
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

1 Hacer jarrete de cordero al txakoli es muy sencillo, quizás lo más complicado sea calcular el tiempo que el cordero debe permanecer en el horno, pero esto es algo que iremos afinando con la experiencia. Lo primero que deberemos hacer será el sofrito, preparamos un sofrito a base de cebolla, zanahoria, ajo y tomate y lo colocamos en un recipiente apto para horno.

2 Salpimentamos nuestros jarretes de cordero y se lo añadimos a nuestro sofrito. Cubrimos con el txakoli y el agua y lo introducimos en el horno tapándolo lo con papel de aluminio. Cubre el cordero hasta que solo se asomen las puntas de los huesos. Será necesario una hora y media a unos 240° para que nuestro zancarrón esté en su punto, no obstante, echa un ojo de vez en cuando para que no se te pase.

3 Cuando nuestro jarrete de cordero ya esté en su punto, lo sacamos del horno y lo apartamos. Pasamos nuestra salsa por un chino hasta que obtengamos una salsa fina y homogénea y reducimos un poco en la sartén. Ya solo quedará añadir tu salsa de txakoli a los jarretes de cordero para poder chuparte los dedos.

Risotto de setas y pollo al txakoli

Ingredientes:

Elaboración:

1 Cocemos el arroz con el caldo de carne durante unos 12 minutos, lo escurrimos sin pasar por agua y lo removemos bien para que no se pegue. Reservamos.

2 En una cazuela, colocamos nuestras pechugas de pollo cortadas en trocitos pequeños y las doramos un poco con un chorrito de aceite de oliva virgen. Añadimos las setas, el txakoli y dejamos reducir.

3 En otra cazuela, freímos el ajo y la cebolla con la mantequilla y un poco de pimienta. Cando la cebolla y el ajo ya se hayan dorado un poco, incorporamos el arroz.

4 Para terminar, añadimos las setas y el pollo de la primera cazuela a esta última y agregamos el queso por encima.

Pollo con piña al Txakoli

Ingredientes:

  • 400 grs. de pechuga de pollo
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de Txakoli Gorka Izagirre
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 rodajas de piña natural

Elaboración:

1 Troceamos las pechugas de pollo en dados, salpimentamos y doramos en una cazuela con un poco de aceite de oliva.

2 Cuando ya estén dorados, incorporamos las zanahorias peladas también troceadas en dados, el pimiento verde, el ajo y bajamos el fuego.

3 A continuación añadimos un vaso de txakoli, medio vaso de agua y dejamos cocer a fuego lento durante unos 30 minutos hasta que el txakoli se convierta en una crema fina. Para que el pollo no se pase de su punto exacto de cocción, podemos retirarlo junto con las verduras cuando veamos que ya está hecho y dejar cocer solamente la salsa. La piña troceada será el último ingrediente que deberás añadir y deberás hacerlo cuando la salsa ya esté prácticamente lista.

4 Para emplatar, coloca en un plato llano los trozos de pollo y por encima añade las verduras junto con la salsa de txakoli.

Rabo de ternera al txakoli

 Ingredientes:

  • 1 rabo de ternera
  • 2 zanahorias
  • Media cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 vaso de txakoli de Bizkaia
  • 4 dientes de ajo
  • Medio vaso de agua
  • Sal
  • Pimienta blanca

Elaboración:

1 Pochamos en una olla la cebolla, el pimiento verde, las zanahorias y los 4 dientes de ajo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

2 Cuando tus verduras ya hayan adquirido un tono dorado, añadimos el rabo de ternera ya limpio y salpimentado y dejamos cocer junto con el vaso de txakoli y el medio vaso de agua. Damos un hervor para que se evapore el alcohol, tapamos y dejamos cocer durante unos 45 minutos desde el momento en que empiece a salir el vapor.

3 Cuando el rabo de ternera ya esté en su punto, lo sacamos de la olla junto con las verduras que nos servirán de decoración para nuestro plato de rabo de ternera al txakoli y reservamos.

4 Dejamos que nuestra salsa de txakoli reduzca y rectificamos de sal si fuera necesario. Para emplatar, colocamos nuestro rabo de ternera en un plato y bañamos con nuestra salsa de txakoli y verduras por encima.

Maridajes con txakoli

Txakoli y bacalao: Son dos productos que maridan a la perfección. Croquetas de bacalao, bacalao al pil-pil, bacalao en salsa verde con kokotxas o tosta de bacalao son algunas de las recetas que combinan perfectamente con un buen txakoli.

Txakoli y sushi: Una de las combinaciones más adecuadas a la hora de maridar sushi es sin duda el vino blanco. En este apartado, el txakoli es el vino blanco que se lleva la palma. Su frescura, tono afrutado y baja concentración de taninos lo hacen perfecto para consumir junto al sushi y conseguir resaltar todas sus cualidades.

¿Cómo se sirve el vino txakoli?

La diferencia principal a la hora de elegir si debemos escanciar o no un txakoli vendría de la mano de su denominación de origen. Los txakoli procedentes de Getaria como el Txakoli Txomin Etxaniz, debido a su ligera carbonización, son más propensos a ser servidos escanciados desde cierta altura del mismo modo que la sidra. Esto es así para que el líquido se rompa en la copa y de esta manera se desprende junto con las pequeñas agujas de carbónico todo su aroma y sabor.

La elección de vaso para un txakoli de Getaria también es un punto clave a la hora de degustar esta bebida. Es recomendable que el vaso sea plano y de receptáculo bastante ancho. Por otro lado, los txakoli procedentes de Bizkaia como el Txakoli Gorka Izagirre, no requieren ser escanciados ya que su cuerpo es menos carbónico y deberán ser servidos siempre en copa. Si quieres saber todo sobre cómo servir el txakoli visita la entrada de nuestro blog.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies