ES | EN | FR
(+34) 946 85 20 78 | info@calidadgourmet.com |

Vino Txakoli


El vino txakoli es un vino fresco, agradable al paladar, ligeramente ácido. En Calidad Gourmet Online puedes comprar txakoli online elaborado con las dos variedades blancas Ondarrabi Zuri y Ondarrabi Zuri Zerratia. Descubre las mejores bodegas de txakoli: Gorka Izagirre, Txomin Etxaniz o Aguirrebeko. Compra online txakoli de Bizkaia o txakoli de Getaria al mejor precio.

*Prohibida la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.

Comprar vino txakoli

Según el diccionario de la lengua española, el Chacolí o “txakoli” en euskera, es un vino blanco, ligero y algo agrio generalmente elaborado en País Vasco, Cantabria y Chile. Las uvas con las que se elabora este rico vino son aquellas con cierto grado de acidez, lo que las diferencia del resto de uvas y, por tanto, añade valor a la esencia del Txakoli.

Las principales variedades de este tipo de uva son Hondarribi zuri y Hondarribi beltza, dos tipos menos comunes y extendidos ya que son propias de la costa vasca, de las localidades costeras vascas de Guetaria, Zarauz y Aya, pertenecientes a la Denominación de Origen Getariako Txakolina.

El resultado es una bebida carbónica y de menor graduación alcohólica que el resto de vinos blancos. Con un sabor ligeramente más ácido, el txakoli se clasifica como un vino joven con aromas afrutados, los cuales son adquiridos a partir de las brisas que peinan las viñas en la cornisa cantábrica. Su olor denota intensos aromas a cítricos, hierbas y flores lo que hace que sea un vino fácil de beber, pero tiene que servirse bien fresco.

Se estima que las primeras menciones a esta bebida se remontan al siglo XVI por el año 1520. Al principio, el txakoli era una bebida que se consumía principalmente en los caseríos vascos, ya que estaba considerado como un vino malo, de baja calidad y fermentado en barriles viejos.

Antaño, la caza de ballenas era un oficio típico de la cultura vasca. Tradicionalmente, los balleneros vascos surcaban as gélidas aguas del cantábrico norte en busca de ballenas con el principal objetivo de extraer el aceite de la grasa del animal para así poder iluminar las lámparas de la época. Asimismo, también se comercializaba con el resto de la grasa para hacer maquillaje; las barbas uno de los pocos materiales flexibles de entonces; la carne del animal, que se vendía obre todo en Francia y los huesos que servían como sujeción de los viñedos entre otras muchas funciones.

La travesía duraba muchos meses, es por ello que los balleneros no podían llevar agua embotellada ya que se estropeaba. En sustitución al agua, los balleneros cargaban sus navíos con barriles llenos de sidra y txakoli.

Con el paso del tiempo y a medida que el consumo aumentaba, las técnicas de producción del txakoli se fueron perfeccionando consiguiendo así aumentar el consumo entre el resto de la población. Pronto, el comercio del txakoli se extendió por el resto de la zona del País Vasco, produciéndose también en Álava, Vizcaya y Cantabria.

En el año 2010, el Gobierno Vasco quiso proteger el txakoli bajo la única Denominación de Origen del País Vasco. Aunque no se consiguió dicha solicitud, hoy en día existen tres tipo de Denominaciones de Origen, una por cada provincia vasca: Arabako Txakolina (Ayala, Arrastaria y Llodio), Bizkaiako Txakolina (Bakio y Balmaseda) y Getariako Txakolina (Getaria, Zarautz y Aia).

Hoy en día, el Txakoli es considerado un vino de muy buena calidad y con un sabor agradable para el paladar.