¿Qué son los mug cakes?

La fiebre de los mug cakes aterriza con fuerza pero, ¿qué son los mug cakes?

Qué son los Mug CakesCuando ya teníamos todos más o menos interiorizado que era eso de los cup cakes, otro postre de pequeño tamaño se abría paso entre las cocinas de los blogueros gastronómicos más modernos pero también entre las amas de casa más tradicionales: los mug cakes. Pero, ¿qué son los mug cakes? La traducción literal de esta palabra vendría a ser ‘pastel de taza’, y la verdad es que no encontramos una definición mejor para este pequeño pastelito. Un mug cake es un bizcocho hecho directamente en una taza de desayuno cocinado fácilmente al microondas.

Ventajas de los mug cakes

Rápidos de hacer: para hacer mug cakes solo necesitarás 15 minutos de los cuáles te sobrarán un par de ellos para que te quedes embobado disfrutando de la obra de arte que acabas de realizar.

No necesitas usar el horno: el microondas será tu mejor aliado para elaborar estos pasteles en taza. Además, a diferencia de los bizcochos que realizamos al horno, para este postre podrás abrir el microondas tantas veces como veas necesarias para comprobar que se están cociendo adecuadamente.

Te ahorras fregar: cuando te encomiendas a elaborar tu habitual bizcocho al horno, el despliegue de herramientas que te ves obligado a realizar solo está a la altura del alboroto que preparas al intentar montar un mueble de Ikea tú mismo. Gracias a los mug cakes, podrás ahorrarte toda esta algarabía y sobre todo el trabajo que supone tener que fregarlo después.

Son individuales: el bizcocho nos encanta, pero después de una gran comida el postre comienza a resistirse y siempre acaba sobrando. Un mug cake es un bizcocho de pequeño tamaño que podrás servir únicamente a aquellos valientes que después de la comida se atrevan con más.

Tan bonitos como sabrosos: una vez que tienes tus mug cakes hechos y calentitos, puedes decorarlos con cacao en polvo, azúcar glas, un poco de nata montada, lacasitos e incluso cáscaras de cítricos. Todo lo que se te ocurra y más para que no puedas resistir a hincarle el diente.

Consejos para hacer mug cakes

Ya hemos dicho que para elaborar tu receta de mug cake no necesitarás manchar demasiados instrumentos, puedes realizar la mezcla directamente en la taza. Sin embargo, si tienes idea de emplear una taza algo estrecha, quizás te resulte algo más cómodo mezclar los ingredientes en un recipiente aparte más ancho. Si ves que la masa te ha quedado demasiado líquida, añade un poco más de harina ya que si no corres el riesgo de que tu receta suba demasiado y acabe derramándose. Por último, te recomendamos que degustes tu mug cake recién hecho… ¡increíble!.

 

Publicado en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *